Entradas

Tu salud bucodental afecta al rendimiento deportivo

¿Has pensado alguna vez que un problema en tu boca puede ser el responsable de la bajada de tu rendimiento deportivo? Tanto si practicas deporte con regularidad como si no, es importante que conozcas cuáles son sus efectos.

Se ha demostrado que las bacterias e infecciones que surgen en nuestra boca, están directamente relacionadas con problemas musculares, respiratorios, articulares y cardiovasculares. Sin embargo, son muchos los que desconocen estos datos y no le dan la importancia que tiene a la salud bucodental.

Riesgos bucodentales en los deportistas

Uno de los principales es el mayor riesgo de sufrir caries como consecuencia directa de la deshidratación o el consumo elevado de bebidas energéticas con mucha azúcar.

Las bacterias que se encuentran en la boca pueden viajar por nuestro cuerpo a través del flujo sanguíneo y llegar a los músculos y a las articulaciones. Por este motivo, si las caries no son tratadas o no se diagnostican las enfermedades periodontales por un profesional especializado pueden surgir complicaciones en nuestra salud general.

Lo más común es que surjan dolencias articulares y musculares que, en muchas ocasiones pueden derivar en debilidad, malestar o, incluso, en el retraso en la recuperación de cualquier tipo de lesión.

Además de estos problemas bucodentales, cabe destacar que la tensión y el estrés que se genera a la hora de realizar ejercicio, sobre todo en las competiciones, puede provocar que se aprieten en exceso los dientes y aparezca lo que se llama el bruxismo. Esto hace que se desgasten las piezas dentales y genera dolores en la articulación temporomandibular.

Como siempre le recomendamos a todos nuestros pacientes, lo mejor para garantizar una boca sana es acudir con regularidad a nuestras clínicas dentales para hacer una revisión. Nuestro equipo te asesorará sobre el estado de tu boca y te resolverá todas las dudas que puedas tener.

Te esperamos en El Médano y el Puertito de Güímar.

¿Cuáles son las consecuencias de respirar por la boca?

La función principal de la nariz es respirar, mientras que las funciones de la boca son masticar, hablar…La mayoría de personas no se detiene a pensar en cómo respira o si lo hace correctamente. Lo normal es hacerlo por la nariz, pero muchas utilizan la boca, surgiendo lo que se conoce como respiración oral o bucal.

Dentro de este grupo de personas, podemos distinguir las que respiran exclusivamente por la boca y las que lo hacen únicamente por la noche y que puede estar relacionado con algún tipo de problema, como puede ser la apnea del sueño.

La respiración bucal es una mala práctica y un problema serio que debe ser corregido con el tratamiento adecuado. Sus efectos pueden ser muy perjudiciales en la salud general, sobre todo en aquellos niños que están en pleno crecimiento.

Causas de la respiración bucal

Existen diversas causas, pero las más comunes son: alergias, asma, resfriados, problemas en el tabique nasal, pólipos sinusales, agrandamiento de las amígdalas u otros problemas de nacimiento como puede ser el paladar hendido.

Consecuencias y tratamiento

Hay una serie de problemas bucodentales que se asocian a la respiración bucal como:

  • Mal posicionamiento de la mandíbula, lo que puede causar dolor y una mordida irregular.
  • Caries, problemas de encías y mal aliento. Al respirar por la boca es normal que esta se reseque y haya menos saliva. La saliva es nuestro anticaries natural y, además, su ausencia puede provocar cambios en el PH y en el esmalte dental.
  • Otra consecuencia directa está relacionada con la morfología y es que, por lo general, estas personas tienen el labio inferior más grande que el superior.
  • Respirar y comer a la vez es una tarea complicada. Por este motivo, es normal que no se mastiquen bien los alimentos y terminen surgiendo problemas digestivos.

Si sufres este tipo de respiración, visita nuestras clínicas DentalMep. Nuestros especialistas te asesorarán y te ayudarán a que recuperes tu calidad de vida y, sobre todo, a cuidar tu salud bucodental. ¡Pregúntanos!

Ventajas de la ortodoncia invisible

La ortodoncia es el tratamiento que se utiliza para alinear correctamente los dientes, recuperar la sonrisa y devolver la estética a la boca. Existen diversos tipos pero, en los últimos años, se ha popularizado el uso de la ortodoncia invisible.

Razones para usar ortodoncia invisible

La razón principal es su apariencia prácticamente imperceptible, lo que permite que la boca luzca una imagen estética mientras dura el tratamiento, a diferencia de los brackets metálicos tradicionales. Esto es posible gracias a una tecnología de aligners transparentes diseñados exclusivamente para cada paciente.

Sin embargo, los beneficios de la ortodoncia invisible van mucho más allá. Desde un primer momento puedes ver una recreación real de cómo quedará tu boca y cuál es tu plan de tratamiento.

El hecho de que sea removible permite que se pueda extraer en los momentos que lo necesitemos, por ejemplo a la hora de practicar determinados deportes, comer o cumplir con la rutina de higiene. Pese a esto, lo recomendable es llevarla puesta el máximo tiempo posible.

Otra de sus ventajas es su facilidad de limpieza, ya que tan solo hay que cepillarla cada vez que nos la quitemos con un cepillo, agua tibia y jabón. También es recomendable utilizar una pastilla especial para limpiar prótesis y diluirla en un vaso con agua junto a las férulas una o dos veces por semana.

Por otro lado, el hecho de que los aligners estén diseñados a medida para cada paciente garantiza el éxito del tratamiento y también su comodidad. No provoca molestias ni en la boca ni en la encía.

Los alineados se cambian cada dos semanas aproximadamente, a medida que los dientes se van moviendo de forma gradual.

Al igual que en el resto de tratamientos, su efectividad requiere de la máxima colaboración del paciente para conseguir los resultados deseados en el tiempo establecido. Es fundamental acudir a las citas con el odontólogo para comprobar la buena marcha del tratamiento y posibles modificaciones que haya que realizar.

En DentalMep, somos referentes en ortodoncia invisible en Tenerife. Si estás pensado en recuperar tu mejor sonrisa, te esperamos en nuestras clínicas de El Médano y el Puertito de Güímar.

La mordida abierta: ¿Qué es y cuáles son sus causas?

La mordida abierta es una de las responsables del mal alineamiento de los dientes cuando las mandíbulas están cerradas. Se trata de una maloclusión muy común entre la población que provoca, además de un impacto estético negativo en la sonrisa, problemas para masticar, hablar o incluso problemas respiratorios.

¿En qué consiste?

Se produce cuando una o más piezas dentales superiores no entran en contacto con las inferiores y, por tanto, jamás se puede cerrar la boca por completo. Como consecuencia, existe un espacio visible entre las mandíbulas.

La mordida abierta puede surgir por varios motivos pero, principalmente, está relacionada con malos hábitos durante la infancia como la succión del pulgar o el uso de la chupa durante un tiempo prolongado.

En otras ocasiones sus causas son distintas y tienen que ver con la genética, con problemas de la articulación temporomandibular o con la acción involuntaria de empujar los dientes con la lengua.

¿Qué tipos de mordida abierta existen?

Podemos diferenciar entre:

  • Mordida abierta anterior: es la más común y se produce cuando los dientes frontales superiores e inferiores no tienen oclusión al cerrar la boca.
  • Mordida abierta posterior: en esta ocasión, los dientes que no contactan entre ellos son los posteriores o traseros.

Sea cual sea la causa y el tipo que mordida que presentemos, el primer paso para ponerle solución es visitar nuestra clínica dental. Nuestros odontólogos harán un estudio pormenorizado para saber qué tipo de tratamiento necesitas para volver a recuperar tu sonrisa.

En la mayoría de casos, el tratamiento de ortodoncia invisible es suficiente para alinear correctamente los dientes pero, en los casos más graves, puede ser necesaria la realización de una cirugía maxilofacial.

Si tienes cualquier duda o necesitas más información, te animamos a visitar cualquiera de nuestras clínicas en El Médano o el Puertito de Güímar.

Disfruta de la Navidad sin poner en riesgo tu salud bucodental

Llega diciembre, las Navidades y Fin de Año, las comidas con las familias, los amigos, con los compañeros de la empresa…Estas Fiestas son días de exceso y debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones para asegurar nuestra salud bucodental.

Los cambios en la alimentación y el mayor consumo de dulces son la combinación perfecta para desarrollar caries y, si a esto le unimos una mala higiene, el riesgo se multiplica aún más.

Principales recomendaciones

  • Cepíllate los dientes y la lengua después de cada comida. Utiliza un hilo dental, un colutorio para completar la higiene. Debes tener en cuenta que durante estas fechas es habitual consumir alimentos que tienen una textura pegajosa. Se tiene que comprobar que se han eliminado la totalidad de los restos y no se quedan adheridos a los dientes.
  • Si hay que elegir, turrón duro: el blando y el de chocolate tienen mayor cantidad de azúcar. No obstante, el chocolate negro contiene propiedades antioxidantes y cardioprotectoras.
  • Cuidado con los dulces más duros. Pueden astillar o incluso romper algún dientes y, en el caso de los pacientes con ortodoncia, pueden dañar el trabajo realizado.
  • Evita las bebidas con azúcar, carbonatadas, los zumos ácidos y el alcohol. El consumo de estas puede ser agresivo para tus dientes y dañar el esmalte dental. Además también favorecen su descalcificación y el desgaste prematuro. En el caso del alcohol, si tienes que elegir, escoge vino tinto que es menos perjudicial que el blanco o el champán.

Finalmente, una vez terminen las Navidades te recomendamos visitar nuestras clínicas dentales DentalMep para hacerte una revisión. De esta forma, te asegurarás de que estas Fiestas no han pasado factura a tu salud bucodental.

Consejos para cuidar la salud bucodental en los pacientes con SIDA

Cada año se celebra el Día Mundial del SIDA el 1 de diciembre. Una persona inmunodeprimida es aquella que tiene el sistema inmunológico debilitado y, por tanto, tiene mayor riesgo de padecer infecciones víricas, bacterianas, etc.

El VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) es un virus que infecta el organismo atacando a los linfocitos, por lo que se ve alterada la función del sistema inmunológico.

Cuando esta infección avanza aparece lo que se conoce como el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). En estos casos, la respuesta inmunitaria ante las infecciones ya es nula y es cuando suelen aparecer enfermedades que pueden ser potencialmente mortales.

La salud bucodental y el SIDA

Las personas que padecen esta enfermedad deben tener especial cuidado con su salud bucodental. Los problemas orales son muy frecuentes por el debilitamiento del sistema inmunológico. Entre ellos, destacan: la candidiasis oral, leucoplasia vellosa oral, alteraciones periodontales, aftas, úlceras y sarcoma de Kaposi.

También es necesario destacar la xerostomía o la sensación de sequedad bucal que, aunque no esté provocada por el VIH, está causada por el fármaco antirretroviral que se emplea para combatirlo.

Principales recomendaciones

Lo ideal para evitar que surjan estos problemas bucales, es acudir con regularidad a nuestra clínica dental. Nuestros especialistas se encargarán de examinar la presencia de algún tipo de anomalía y de hacer las limpiezas que sean necesarias para reducir la presencia de bacterias.

Es fundamental que el afectado cumpla estrictamente con la rutina de higiene bucodental: con el cepillado de dientes al menos tres veces al día, uso del hilo dental y un colutorio específico.

Otro aspecto importante, es revisar su boca con regularidad. Uno de los primeros síntomas del VIH surge en la boca en forma de aftas o pequeñas heridas. Si se observa algo inusual, se debe consultar siempre a un profesional.

Finalmente, les aconsejamos tomar todos los medicamentos recetados para el VIH y cumplir con el horario de las tomas. Es la mejor forma de proteger el sistema inmunológico y prevenir las infecciones.

¿Qué es la sobremordida?

La sobremordida es uno de los problemas de maloclusión dental que más se repite cada día. Se caracteriza porque los dientes superiores frontales sobresalen sobre los dientes inferiores y los cubren.

En la mayoría de ocasiones, se trata de un problema de oclusión tipo II, donde el maxilar tiene una posición adelantada respecto a la mandíbula.

Además, suele ser una condición hereditaria y transmitirse entre diferentes generaciones. En otras ocasiones, puede deberse a otros motivos como el uso de la chupa durante un tiempo prolongado o el mal hábito de chuparse el dedo.

La sobremordida puede presentar diversos grados, pero se considera profunda cuando los dientes superiores cubren, al menos, un tercio de los inferiores.

Consecuencias de la sobremordida

  • Apiñamiento en incisivos y/o caninos (colmillos) superiores.
  • Mayor probabilidad de sufrir una enfermedad periodontal por la dificultad para mantener una correcta higiene.
  • Mayor probabilidad de padecer caries debido al apiñamiento, que dificulta la higiene bucodental.
  • Mayor probabilidad de padecer bruxismo y desgastes en los dientes, por la tensión a la que se enfrenta la mandíbula.
  • Problemas estéticos: alteraciones en la cara, ya que se acorta.
  • Problemas asociados al habla, respiratorios o deficiencias de masticación.

¿Tiene tratamiento?

Con un buen tratamiento odontológico se puede corregir fácilmente. Una de las soluciones más comunes es la ortodoncia invisible cuyos alineadores a medida van modificando la posición de los dientes de una forma gradual.

Sin embargo, cuando la causa de la maloclusión es esquelética, es necesario recurrir la cirugía.

En cualquier caso, te recomendamos visitar cualquiera de nuestras clínicas dentales en una primera visita gratuita. Nuestros profesionales te asesorarán sobre las mejores soluciones para ti.

Principales problemas bucodentales en las personas con diabetes

Las personas con diabetes se caracterizan por tener un elevado nivel de azúcar en sangre que afecta a todo el organismo, incluida la boca. Por ese motivo, es fundamental cumplir con las revisiones periódicas en nuestras clínicas para asegurar que nuestra salud bucodental se encuentra en el mejor estado.

Entre las principales afecciones que suelen padecer los diabéticos, distinguimos:

  • Cuanto mayor es el nivel de azúcar en sangre, más se incrementa la presencia de azucares, almidones y ácidos que afectan a los dientes.

En la boca viven multitud de bacterias y, junto a los almidones y azucares de los alimentos, crean la placa bacteriana. Los ácidos de esta placa son los responsables de causar caries y enfermedades de las encías.

  • Las personas diabéticas tienen mayor probabilidad de sufrir aftas, también conocidas por candidiasis oral. Se trata de una infección micótica que provoca la aparición de dolorosos parches rojos o blancos en la boca (las populares llagas).
  • Es una de las conocidas como enfermedades de las encías. La diabetes reduce la capacidad para vencer las bacterias y, si no se cumple una estricta rutina de higiene,  se endurecerá y se creará el sarro.

Este sarro, unido a la placa, irrita las encías y pueden provocar dolor y sangrado.

  • Se trata de otra enfermedad de las encías, una evolución más grave de la gingivitis y que puede llevar a la pérdida de dientes.

En este caso, las personas con diabetes tienen menos resistencia a las infecciones y es más fácil que esta enfermedad termine destruyendo el tejido blando y el hueso que sostiene al diente.

  • Sequedad bucal (xerostomía).La disminución de la producción de saliva también es otro rasgo característico de la diabetes. La consecuencia de esta sequedad bucal es una mayor facilidad de que aparezcan caries y otras enfermedades orales.

Como has podido ver, las personas con diabetes deben extremar los cuidados de su boca desde el primer momento. Mantenerla sana, les permitirá mejorar su calidad de vida y mejorar su salud en general.

¡Les esperamos en DentalMep!

 

¿Qué es el flúor dental?

El flúor es un micro mineral que juega un factor determinante en la formación de los huesos y también en el esmalte dental. En concreto, el flúor se concentra en los huesos y ayuda a fortalecer y endurecer el esmalte dental, tanto en aquellos dientes que ya han salido como en los que aún no.

Nos protege del desarrollo de algunas enfermedades relacionadas con los dientes y la boca. Fundamentalmente, lo que hace es proteger los dientes de las bacterias que pueden aparecer en la boca.

¿Dónde está presente?

El flúor está presente y podemos obtenerlo de diversas formas, ya sea por medio de un vaso de agua, por alimentos como el pescado, hortalizas o carnes, o con el empleo de pastas de dientes que incluyen este elemento.

En este último caso, lo que llevan son derivados como fluoruro de sodio, fluoruro estannoso o fluorofosfato sódico que lo que hacen es ayudar a  remineralizar el esmalte y, de esta forma, se reduce el riesgo de aparición de caries.

Ventajas del flúor dental

Además de su acción contra las caries, el flúor actúa en los procesos de desmineralización y remineralización que naturalmente tienen lugar en la boca.

Así, es normal que después de las comidas se produzcan ácidos que provocan la desmineralización, es decir, la disolución del calcio y el fosforo que se encuentran bajo la estructura dental. En otras ocasiones, es la saliva la que favorece la reposición del calcio y el fósforo y la fortaleza de los dientes.

Si el flúor está en este proceso de remineralización, el resultado serán unos minerales más duros y que ayudan a los dientes a evitar la disolución en los siguientes episodios de desmineralización.

En DentalMep te ofrecemos siempre los mejores cuidados para tu salud bucodental. Si quieres saber si sufres un déficit o una sobreexposicion al flúor, visita nuestras clínicas dentales y te asesoraremos.

La sequedad bucal o xerostomía en las personas mayores

El 1 de octubre se celebra el Día Internacional de las Personas Mayores y en DentalMep queremos dedicar nuestro post a hablar sobre una de las patologías que más sufre este colectivo: la sequedad bucal o xerostomía.

Se trata de un trastorno por el cual las glándulas salivales de la boca no producen la suficiente saliva necesaria para mantener la boca húmeda. En general, hay dos factores que favorecen que este síndrome aparezca con mayor frecuencia en las personas mayores de 60 años:

  • Por un lado, debido al propio envejecimiento, que provoca un cambio en la composición de la saliva que afecta a las glándulas salivales y su producción de saliva.
  • Por otro, por el aumento de la toma de determinados medicamentos o tratamientos que favorecen la sequedad bucal, como los antidepresivos, los analgésicos o los destinados a las personas hipertensas.

¿Cómo se identifica?

Existen una serie de signos y síntomas que te advertirán de que algo no va bien en tu boca:

  • Sequedad o una sensación de viscosidad en la boca
  • Saliva espesa
  • Mal aliento
  • Dificultad para masticar, hablar y tragar
  • Dolor de garganta o garganta seca. También es común tener la lengua seca o con surcos
  • Alteración del sentido del gusto

Consecuencias de la sequedad bucal

Entre las principales consecuencias de la sequedad bucal, se encuentra la irritación de los tejidos blancos en la boca, que puede llevar a la aparición de infecciones.

De igual forma, recordemos que la saliva es uno de los agentes anticaries más potente de nuestro organismo. Si no existe la suficiente saliva para lubricar la boca, eliminar los restos de alimentos y neutralizar los ácidos generados por la placa, habrá una mayor exposición a las caries y cualquier otro problema bucodental.

Si piensas que puedes sufrir xerostomía, te animamos a hacer una primera visita gratuita a nuestra clínica. Nuestros profesionales evaluarán tu estado y te darán un diagnóstico sobre tu problema. ¡Te esperamos!