La gingivostomatitis: Causas y síntomas

La gingivostomatitis: Causas y síntomas

La gingivostomatitis, también denominada estomatitis herpética, es una infección de la boca y las encías que genera hinchazón y aparición de úlceras. Su origen se debe principalmente al herpes simple, aunque también puede estar causada por bacterias, hongos, traumatismos de la boca, carencias vitamínicas o trastornos inmunitarios, entre otros.

¿Cuáles son los síntomas de la gingivostomatitis?

Se da frecuentemente en lactantes y niños pequeños, aunque puede aparecer a cualquier edad.

Lo normal es que se puedan apreciar a simple vista úlceras y ampollas que afectan a la cara interna de las mejillas, encías, labios, paladar, lengua e incluso la faringe.

Las encías pueden presentar inflamación, estar rojas y sangrar con facilidad. Además, aumenta la salivación y los afectados pueden tener mal olor en la boca (halitosis).
En los casos más graves, puede provocar fiebre.

Prevención y tratamiento

Lo mejor para prevenir su aparición es evitar el contacto directo con las lesiones, no compartir utensilios ni vasos con los afectados y lavarse las manos periódicamente.

De igual forma, se debe controlar a los niños con gingivoestomatitis por virus de herpes simple y sus secreciones orales para evitar el contagio. Este tipo de infecciones son más frecuentes en los niños escolarizados. Por este motivo, es aconsejable que mientras los síntomas continúen no acudan a la guardería o al colegio.

En el caso de los afectados, no existe un tratamiento específico. Se recomienda mantener una adecuada higiene oral, mediante un cepillado suave de las lesiones, para evitar que se asienten las bacterias y provoquen una infección.

Asimismo, el especialista le recomendará el uso de un colutorio con antiséptico específico para reducir la carga bacteriana en la boca.

Te recordamos que en DentalMep estamos especializados en cualquier tipo de problema en la boca. Nuestro equipo de profesionales estará encantado de atenderte y ayudarte a cuidar tu salud bucodental. ¡Te esperamos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *