Entradas

Consejos para cuidar la salud bucodental en los pacientes con SIDA

Cada año se celebra el Día Mundial del SIDA el 1 de diciembre. Una persona inmunodeprimida es aquella que tiene el sistema inmunológico debilitado y, por tanto, tiene mayor riesgo de padecer infecciones víricas, bacterianas, etc.

El VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) es un virus que infecta el organismo atacando a los linfocitos, por lo que se ve alterada la función del sistema inmunológico.

Cuando esta infección avanza aparece lo que se conoce como el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). En estos casos, la respuesta inmunitaria ante las infecciones ya es nula y es cuando suelen aparecer enfermedades que pueden ser potencialmente mortales.

La salud bucodental y el SIDA

Las personas que padecen esta enfermedad deben tener especial cuidado con su salud bucodental. Los problemas orales son muy frecuentes por el debilitamiento del sistema inmunológico. Entre ellos, destacan: la candidiasis oral, leucoplasia vellosa oral, alteraciones periodontales, aftas, úlceras y sarcoma de Kaposi.

También es necesario destacar la xerostomía o la sensación de sequedad bucal que, aunque no esté provocada por el VIH, está causada por el fármaco antirretroviral que se emplea para combatirlo.

Principales recomendaciones

Lo ideal para evitar que surjan estos problemas bucales, es acudir con regularidad a nuestra clínica dental. Nuestros especialistas se encargarán de examinar la presencia de algún tipo de anomalía y de hacer las limpiezas que sean necesarias para reducir la presencia de bacterias.

Es fundamental que el afectado cumpla estrictamente con la rutina de higiene bucodental: con el cepillado de dientes al menos tres veces al día, uso del hilo dental y un colutorio específico.

Otro aspecto importante, es revisar su boca con regularidad. Uno de los primeros síntomas del VIH surge en la boca en forma de aftas o pequeñas heridas. Si se observa algo inusual, se debe consultar siempre a un profesional.

Finalmente, les aconsejamos tomar todos los medicamentos recetados para el VIH y cumplir con el horario de las tomas. Es la mejor forma de proteger el sistema inmunológico y prevenir las infecciones.

Principales problemas bucodentales en las personas con diabetes

Las personas con diabetes se caracterizan por tener un elevado nivel de azúcar en sangre que afecta a todo el organismo, incluida la boca. Por ese motivo, es fundamental cumplir con las revisiones periódicas en nuestras clínicas para asegurar que nuestra salud bucodental se encuentra en el mejor estado.

Entre las principales afecciones que suelen padecer los diabéticos, distinguimos:

  • Cuanto mayor es el nivel de azúcar en sangre, más se incrementa la presencia de azucares, almidones y ácidos que afectan a los dientes.

En la boca viven multitud de bacterias y, junto a los almidones y azucares de los alimentos, crean la placa bacteriana. Los ácidos de esta placa son los responsables de causar caries y enfermedades de las encías.

  • Las personas diabéticas tienen mayor probabilidad de sufrir aftas, también conocidas por candidiasis oral. Se trata de una infección micótica que provoca la aparición de dolorosos parches rojos o blancos en la boca (las populares llagas).
  • Es una de las conocidas como enfermedades de las encías. La diabetes reduce la capacidad para vencer las bacterias y, si no se cumple una estricta rutina de higiene,  se endurecerá y se creará el sarro.

Este sarro, unido a la placa, irrita las encías y pueden provocar dolor y sangrado.

  • Se trata de otra enfermedad de las encías, una evolución más grave de la gingivitis y que puede llevar a la pérdida de dientes.

En este caso, las personas con diabetes tienen menos resistencia a las infecciones y es más fácil que esta enfermedad termine destruyendo el tejido blando y el hueso que sostiene al diente.

  • Sequedad bucal (xerostomía).La disminución de la producción de saliva también es otro rasgo característico de la diabetes. La consecuencia de esta sequedad bucal es una mayor facilidad de que aparezcan caries y otras enfermedades orales.

Como has podido ver, las personas con diabetes deben extremar los cuidados de su boca desde el primer momento. Mantenerla sana, les permitirá mejorar su calidad de vida y mejorar su salud en general.

¡Les esperamos en DentalMep!

 

¿Qué es el flúor dental?

El flúor es un micro mineral que juega un factor determinante en la formación de los huesos y también en el esmalte dental. En concreto, el flúor se concentra en los huesos y ayuda a fortalecer y endurecer el esmalte dental, tanto en aquellos dientes que ya han salido como en los que aún no.

Nos protege del desarrollo de algunas enfermedades relacionadas con los dientes y la boca. Fundamentalmente, lo que hace es proteger los dientes de las bacterias que pueden aparecer en la boca.

¿Dónde está presente?

El flúor está presente y podemos obtenerlo de diversas formas, ya sea por medio de un vaso de agua, por alimentos como el pescado, hortalizas o carnes, o con el empleo de pastas de dientes que incluyen este elemento.

En este último caso, lo que llevan son derivados como fluoruro de sodio, fluoruro estannoso o fluorofosfato sódico que lo que hacen es ayudar a  remineralizar el esmalte y, de esta forma, se reduce el riesgo de aparición de caries.

Ventajas del flúor dental

Además de su acción contra las caries, el flúor actúa en los procesos de desmineralización y remineralización que naturalmente tienen lugar en la boca.

Así, es normal que después de las comidas se produzcan ácidos que provocan la desmineralización, es decir, la disolución del calcio y el fosforo que se encuentran bajo la estructura dental. En otras ocasiones, es la saliva la que favorece la reposición del calcio y el fósforo y la fortaleza de los dientes.

Si el flúor está en este proceso de remineralización, el resultado serán unos minerales más duros y que ayudan a los dientes a evitar la disolución en los siguientes episodios de desmineralización.

En DentalMep te ofrecemos siempre los mejores cuidados para tu salud bucodental. Si quieres saber si sufres un déficit o una sobreexposicion al flúor, visita nuestras clínicas dentales y te asesoraremos.

Consejos básicos para el mantenimiento de implantes dentales

Los implantes dentales son una de las mejores soluciones para reponer los dientes que se han perdido.

Se trata de elementos metálicos, en forma de tornillo, que se colocan mediante una intervención quirúrgica menor en el hueso maxilar para sustituir la raíz del diente. Sobre ellos se coloca después la restauración, que normalmente consiste en una corona elaborada a medida para cada paciente y que cumple la función del diente.

Para garantizar la duración de los implantes, es esencial que se sigan una serie de pautas que tienen que ver con su correcto mantenimiento.

Principales recomendaciones a tener en cuenta

Los implantes dentales tienen la ventaja de que no tendrán caries, sin embargo, otras patologías como la inflamación o la infección de las encías sí pueden pasarle factura a su estado.

En primer lugar, te aconsejamos que cumplas obligatoriamente con cada revisión. Es necesario hacer una valoración del estado del implante para evitar la aparición de problemas bucodentales, como las enfermedades periodontales, que podrían poner en riesgo nuestra salud.

Asimismo, los implantes pueden aflojarse con el paso del tiempo. En DentalMep un profesional se encargará de comprobarlo y resolverlo si es necesario.

Por otro lado, es esencial tener una buena higiene oral para controlar la placa bacteriana. Ten siempre cerca un pequeño kit de limpieza con un cepillo de dientes y pasta para garantizar que cumples con la rutina diaria. También se recomienda realizarse higienes dentales profesionales periódicas para eliminar el sarro acumulado en los alrededores del implante.

Además de estas recomendaciones generales, te aconsejamos que visites nuestras clínicas dentales en el Puertito de Güímar o en El Médano. Cada paciente es diferente y requiere de una serie de cuidados específicos adaptados a las características de su boca. ¡Te esperamos!

Salud bucodental en pacientes con síndrome de Down

El 21 de marzo se celebra el Día Mundial del síndrome de Down, un trastorno genético que provoca que los afectados tengan 47 cromosomas en su cariotipo en lugar de 46.

Como consecuencia de esto, surgen problemas en el desarrollo del cerebro y el cuerpo del bebé. Una de las anomalías más común está relacionada con la morfología craneofacial y la boca, lo que afecta negativamente a su salud bucodental.

Lo normal es que tengan los maxilares superiores e inferiores y el paladar de un tamaño más pequeño que el resto. De igual forma, los dientes también pueden ser de menor tamaño (microdoncia) y es frecuente que falte alguna pieza dental (agenesia). Por su parte, la lengua, suele ser más grande en comparación al resto de la boca.

Otro de los problemas más frecuentes es el bruxismo, es decir, el hábito de rechinar los dientes y el consecuente desgaste de la dentadura que este genera.

En DentalMep cuidamos de la salud oral de todos nuestros pacientes. Por este motivo, queremos compartir las pautas básicas que deben tener los afectados para cuidar su salud bucodental y tener una buena salud en general.

Principales consejos para asegurar su salud oral

Los familiares y tutores juegan un papel fundamental en la salud bucodental de una persona con síndrome de Down. Serán los encargados de reforzar la importancia de una buena higiene dental desde que son pequeños, así como de concienciar de la necesidad de hacer visitas periódicas al dentista.

Además de estas pautas, desde DentalMep les hacemos otra serie de recomendaciones igual de importantes:

• Llevar una dieta sana y equilibrada para conseguir todos los nutrientes necesarios. Deben huir de los azúcares refinados.
Fortalecer el esmalte dental. Se puede hacer a partir del flúor tópico por lo que se debe visitar al dentista.
Controlar las caries. Deben detectarse y tratarse cuanto antes ya que las personas con síndrome de Down no tienen resistencia a ellas.
Seguir el tratamiento recomendado por un profesional para evitar la pérdida de dientes.
• Favorecer la respiración nasal. La mayoría de los afectados respiran por la boca, lo que favorece la aparición de enfermedades periodentales, sequedad bucal e infecciones.

Masticar chicle, ¿bueno o malo para tu salud bucodental?

Existe una creencia de que el chicle es malo para la salud bucodental ya que se asocia a otras golosinas con gran contenido de azúcar. Pero lejos de la realidad, el chicle no solo no es malo para nuestra boca (en su justa medida) sino que puede llegar a ser beneficioso.

Para refrescar el aliento, para quitar el mal sabor de boca, para liberar tensión…el chicle tiene usos muy diversos y, entre ellos, encontramos que es un buen aliado para la salud bucodental.

Beneficios de masticar chicle

En primer lugar, es muy importante que se elija siempre un chicle sin azúcar. De lo contrario contribuiremos a la aparición de caries.

La masticación es capaz de favorecer la segregación de saliva y, con ella, la eliminación de gran parte de las bacterias que se acumulan en la boca después de cada comida. Se disminuye el riesgo de padecer placa bacteriana.

De igual forma destaca su alta cantidad de un edulcorante natural denominado xylitol, que junto a la saliva, también actúa como agente antibacteriano.

Otro de sus beneficios es su capacidad para regular la acidez bucal.

Principales inconvenientes

A pesar de que tiene muchas ventajas, su abuso también puede tener consecuencias negativas:

  • Se puede producir una sobrecarga muscular al hacer trabajar constantemente a un musculo que no está preparado para tanta actividad.
  • Ya sea por el exceso, por un movimiento poco natural o por hacerlo con demasiada fuerza, masticar chicle puede afectar al cierre de la boca (oclusión dental) y desgastar las articulaciones temporomandibulares.
  • Puede afectar al sistema digestivo. El estómago se confunde y piensa que está ingiriendo alimentos cuando solo estamos masticando chicle.

En definitiva, masticar chicle tiene sus ventajas siempre y cuando lo hagamos de una forma razonada. Asimismo, hay que resaltar que no es un sustituto de nuestra rutina de higiene y jamás debe sustituir el cepillado.

Si tienes cualquier duda sobre qué tipo de alimentos son beneficiosos o perjudiciales para tu salud bucodental, en DentalMep estaremos encantados de ayudarte.

La importancia de limpiar la lengua correctamente

En la rutina diaria del cepillado dental hay una gran olvidada: la lengua. Se trata de un músculo que realiza funciones esenciales de hidratación y digestión, además de permitirnos hablar, masticar y saborear los alimentos, entre otras.

En el caso de la salud bucodental, la lengua ayuda a controlar la presencia de bacterias no deseadas en la boca y, por tanto, evita la aparición de caries y enfermedades periodentales.
Además, es una gran aliada para combatir el mal aliento.

Claves para limpiar la lengua de forma adecuada

A la hora de cepillarnos los dientes debemos tener muy presente este músculo ya que su superficie, al ser irregular con relieves y hendiduras, puede almacenar restos de alimentos.
Asimismo, una buena limpieza de la lengua favorecerá tu sentido gustativo y te permitirá apreciar mejor cada sabor.

  • Hacer enjuagues de 2 minutos con agua templada para reblandecer la capa que la cubre.
  • Limpiarla dos veces al día, como mínimo, desde atrás hacia adelante.
  • Se puede utilizar un limpiador lingual específico o un cepillo de dientes diferente al que usamos habitualmente para el resto de la boca.
  • Emplear agua, pasta de dientes o colutorio. Consultar con un profesional qué tipo utilizar.

La lengua debe tener un color rosáceo y lucir con aspecto aterciopelado. Si tiene un color blanquecino, marrón, o amarillento y la superficie es lisa, puede ser síntoma de que algo no va bien en nuestro organismo.
Ante cualquier señal de alerta, te recomendamos acudir a DentalMep para realizarte una revisión. Nuestro equipo de profesionales especializado valorará tu estado y te dará todo el asesoramiento y la ayuda necesaria.

La agenesia dental o la ausencia de piezas dentales

La agenesia dental es lo que conocemos popularmente como la falta de dientes. Se trata de una enfermedad de tipo congénito y afecta a un gran número de personas, ya sea en las piezas dentales definitivas o en las temporales (dientes de leche).

Una de los primeros signos de alerta es la prolongación excesiva de los dientes temporales. Esto podría indicar que no existe recambio definitivo para esa pieza dental por lo que estaríamos ante un caso de agenesia. Para comprobarlo, basta con realizarse una simple radiografía.

¿A qué dientes afecta?

Aunque puede afectar a cualquier diente, se da con mayor frecuencia en la arcada superior. De hecho, la agenesia dental más frecuente es la de las muelas del juicio aunque no presenten ningún tipo de problema para el paciente.

Tipos de agenesia dental

Hipodoncia: es la ausencia de 1 a 6 dientes. La causa principal es genética y se transmite entre generaciones por lo que hay es importante avisar al dentista para que tome las medidas necesarias desde edades tempranas.
• Oligodoncia: es la ausencia más de 6 dientes. Es poco frecuente y también se debe a la genética.
• Anodoncia: es la ausencia total de dientes.

De igual forma, hay que destacar que la agenesia puede ser unilateral si afecta a un solo lado de la boca o bilateral si afecta a ambos.

Tratamiento

Una vez se produce la agenesia dental, los problemas estéticos son los más alarmantes a simple vista ya que se verá la falta de piezas dentales cada vez que sonriamos o abramos la boca.

Sin embargo, los problemas van más allá del plano estético. La existencia de espacios entre los dientes provoca que la mandíbula no funcione correctamente, lo que favorece una mala oclusión dental.

Desde DentalMep te recomendamos que visites nuestras clínicas dentales en El Médano o el Puertito de Güímar para hacer una valoración del estado actual de tu boca. Tras este estudio, podremos determinar las posibles soluciones como, por ejemplo, la colocación de implantes dentales que reemplacen esas ausencias.

Llámanos al 922 179 559 o al 822 907 357 y solicita cita previa. ¡Te esperamos!

¿Te duelen los oídos? El origen puede estar en tu salud bucodental

Muchas personas coinciden en que el dolor de oídos es uno de los más desagradables que puedes experimentar. A pesar de que se trata de un dolor focalizado en esta parte del cuerpo, su origen puede ser muy variable y puede estar relacionado con un problema de salud bucodental.

Tal y como advierte el Colegio Oficial de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife, la cercanía de los nervios y otros tejidos correspondientes a las zonas de la boca y del oído, provoca que el dolor de una zona irradie en otra.

Por ese motivo, cuando el especialista correspondiente no logra determinar la causa del dolor o del zumbido en el oído y descarta cualquier tipo de lesión o
problema auditivo, debes acudir a un dentista cuanto antes para determinar si se trata de un problema bucodental.

Patologías como el bruxismo (apretar o rechinar los dientes), las infecciones bucodentales, una mala oclusión de la boca, o la salida de los dientes y/o muelas del juicio pueden ser algunos de los responsables de estos dolores.

Resolver el origen del problema

Si padeces dolor de oídos y no encuentras el origen del problema, te recomendamos que visites nuestras clínicas dentales de El Médano o el Puertito de Güímar.

En DentalMep disponemos de un amplio equipo de profesionales especializado en todos los aspectos de salud bucodental que estará encantado de atenderte.

Tras realizarte las valoraciones necesarias, uno de nuestros profesionales determinará si existe algún tipo de problema bucodental que esté afectando a tus oídos. En caso afirmativo, será necesario administrar un tratamiento específico que nos permita solucionar el origen del problema. ¡Te esperamos!

La gingivostomatitis: Causas y síntomas

La gingivostomatitis, también denominada estomatitis herpética, es una infección de la boca y las encías que genera hinchazón y aparición de úlceras. Su origen se debe principalmente al herpes simple, aunque también puede estar causada por bacterias, hongos, traumatismos de la boca, carencias vitamínicas o trastornos inmunitarios, entre otros.

¿Cuáles son los síntomas de la gingivostomatitis?

Se da frecuentemente en lactantes y niños pequeños, aunque puede aparecer a cualquier edad.

Lo normal es que se puedan apreciar a simple vista úlceras y ampollas que afectan a la cara interna de las mejillas, encías, labios, paladar, lengua e incluso la faringe.

Las encías pueden presentar inflamación, estar rojas y sangrar con facilidad. Además, aumenta la salivación y los afectados pueden tener mal olor en la boca (halitosis).
En los casos más graves, puede provocar fiebre.

Prevención y tratamiento

Lo mejor para prevenir su aparición es evitar el contacto directo con las lesiones, no compartir utensilios ni vasos con los afectados y lavarse las manos periódicamente.

De igual forma, se debe controlar a los niños con gingivoestomatitis por virus de herpes simple y sus secreciones orales para evitar el contagio. Este tipo de infecciones son más frecuentes en los niños escolarizados. Por este motivo, es aconsejable que mientras los síntomas continúen no acudan a la guardería o al colegio.

En el caso de los afectados, no existe un tratamiento específico. Se recomienda mantener una adecuada higiene oral, mediante un cepillado suave de las lesiones, para evitar que se asienten las bacterias y provoquen una infección.

Asimismo, el especialista le recomendará el uso de un colutorio con antiséptico específico para reducir la carga bacteriana en la boca.

Te recordamos que en DentalMep estamos especializados en cualquier tipo de problema en la boca. Nuestro equipo de profesionales estará encantado de atenderte y ayudarte a cuidar tu salud bucodental. ¡Te esperamos!