La sequedad bucal o xerostomía en las personas mayores

La sequedad bucal o xerostomía en las personas mayores

El 1 de octubre se celebra el Día Internacional de las Personas Mayores y en DentalMep queremos dedicar nuestro post a hablar sobre una de las patologías que más sufre este colectivo: la sequedad bucal o xerostomía.

Se trata de un trastorno por el cual las glándulas salivales de la boca no producen la suficiente saliva necesaria para mantener la boca húmeda. En general, hay dos factores que favorecen que este síndrome aparezca con mayor frecuencia en las personas mayores de 60 años:

  • Por un lado, debido al propio envejecimiento, que provoca un cambio en la composición de la saliva que afecta a las glándulas salivales y su producción de saliva.
  • Por otro, por el aumento de la toma de determinados medicamentos o tratamientos que favorecen la sequedad bucal, como los antidepresivos, los analgésicos o los destinados a las personas hipertensas.

¿Cómo se identifica?

Existen una serie de signos y síntomas que te advertirán de que algo no va bien en tu boca:

  • Sequedad o una sensación de viscosidad en la boca
  • Saliva espesa
  • Mal aliento
  • Dificultad para masticar, hablar y tragar
  • Dolor de garganta o garganta seca. También es común tener la lengua seca o con surcos
  • Alteración del sentido del gusto

Consecuencias de la sequedad bucal

Entre las principales consecuencias de la sequedad bucal, se encuentra la irritación de los tejidos blancos en la boca, que puede llevar a la aparición de infecciones.

De igual forma, recordemos que la saliva es uno de los agentes anticaries más potente de nuestro organismo. Si no existe la suficiente saliva para lubricar la boca, eliminar los restos de alimentos y neutralizar los ácidos generados por la placa, habrá una mayor exposición a las caries y cualquier otro problema bucodental.

Si piensas que puedes sufrir xerostomía, te animamos a hacer una primera visita gratuita a nuestra clínica. Nuestros profesionales evaluarán tu estado y te darán un diagnóstico sobre tu problema. ¡Te esperamos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *