Entradas

Tu salud bucodental afecta al rendimiento deportivo

¿Has pensado alguna vez que un problema en tu boca puede ser el responsable de la bajada de tu rendimiento deportivo? Tanto si practicas deporte con regularidad como si no, es importante que conozcas cuáles son sus efectos.

Se ha demostrado que las bacterias e infecciones que surgen en nuestra boca, están directamente relacionadas con problemas musculares, respiratorios, articulares y cardiovasculares. Sin embargo, son muchos los que desconocen estos datos y no le dan la importancia que tiene a la salud bucodental.

Riesgos bucodentales en los deportistas

Uno de los principales es el mayor riesgo de sufrir caries como consecuencia directa de la deshidratación o el consumo elevado de bebidas energéticas con mucha azúcar.

Las bacterias que se encuentran en la boca pueden viajar por nuestro cuerpo a través del flujo sanguíneo y llegar a los músculos y a las articulaciones. Por este motivo, si las caries no son tratadas o no se diagnostican las enfermedades periodontales por un profesional especializado pueden surgir complicaciones en nuestra salud general.

Lo más común es que surjan dolencias articulares y musculares que, en muchas ocasiones pueden derivar en debilidad, malestar o, incluso, en el retraso en la recuperación de cualquier tipo de lesión.

Además de estos problemas bucodentales, cabe destacar que la tensión y el estrés que se genera a la hora de realizar ejercicio, sobre todo en las competiciones, puede provocar que se aprieten en exceso los dientes y aparezca lo que se llama el bruxismo. Esto hace que se desgasten las piezas dentales y genera dolores en la articulación temporomandibular.

Como siempre le recomendamos a todos nuestros pacientes, lo mejor para garantizar una boca sana es acudir con regularidad a nuestras clínicas dentales para hacer una revisión. Nuestro equipo te asesorará sobre el estado de tu boca y te resolverá todas las dudas que puedas tener.

Te esperamos en El Médano y el Puertito de Güímar.

La sequedad bucal o xerostomía en las personas mayores

El 1 de octubre se celebra el Día Internacional de las Personas Mayores y en DentalMep queremos dedicar nuestro post a hablar sobre una de las patologías que más sufre este colectivo: la sequedad bucal o xerostomía.

Se trata de un trastorno por el cual las glándulas salivales de la boca no producen la suficiente saliva necesaria para mantener la boca húmeda. En general, hay dos factores que favorecen que este síndrome aparezca con mayor frecuencia en las personas mayores de 60 años:

  • Por un lado, debido al propio envejecimiento, que provoca un cambio en la composición de la saliva que afecta a las glándulas salivales y su producción de saliva.
  • Por otro, por el aumento de la toma de determinados medicamentos o tratamientos que favorecen la sequedad bucal, como los antidepresivos, los analgésicos o los destinados a las personas hipertensas.

¿Cómo se identifica?

Existen una serie de signos y síntomas que te advertirán de que algo no va bien en tu boca:

  • Sequedad o una sensación de viscosidad en la boca
  • Saliva espesa
  • Mal aliento
  • Dificultad para masticar, hablar y tragar
  • Dolor de garganta o garganta seca. También es común tener la lengua seca o con surcos
  • Alteración del sentido del gusto

Consecuencias de la sequedad bucal

Entre las principales consecuencias de la sequedad bucal, se encuentra la irritación de los tejidos blancos en la boca, que puede llevar a la aparición de infecciones.

De igual forma, recordemos que la saliva es uno de los agentes anticaries más potente de nuestro organismo. Si no existe la suficiente saliva para lubricar la boca, eliminar los restos de alimentos y neutralizar los ácidos generados por la placa, habrá una mayor exposición a las caries y cualquier otro problema bucodental.

Si piensas que puedes sufrir xerostomía, te animamos a hacer una primera visita gratuita a nuestra clínica. Nuestros profesionales evaluarán tu estado y te darán un diagnóstico sobre tu problema. ¡Te esperamos!

Diastema o dientes separados

Un diastema es lo que se conoce popularmente como “tener los dientes separados”. Aunque puede aparecer en medio de cualquiera de los dientes, es común que aparezca entre los dos dientes delanteros superiores.

Las causas por las que surgen pueden ser muy variadas, ya sea por una diferencia en el tamaño de los dientes, la ausencia de alguno o el gran tamaño del frenillo labial, es decir, el tejido que va desde el interior del labio a la encía.

Además, es común que surja en una edad temprana, cuando aún conservan los dientes de leche. En la mayoría de los casos, con el paso del tiempo y con el cambio a los dientes permanentes suele desaparecer por sí mismo.

En otros casos, el diastema continúa en la edad adulta y es ahí cuando será necesario visitar nuestra clínica dental para corregirlo.

¿Cómo se corrige el diastema?

Existen diferentes técnicas que nos ayudarán. Lo primero de todo será acudir a nuestras clínicas para que un profesional especializado pueda evaluar el estado de tu boca.

Entre los tratamientos más comunes, se encuentran: la ortodoncia, que con el movimiento paulatino de los dientes conseguirá cerrar los espacios; carillas dentales, unas finas láminas que recubren el diente y mejoran la sonrisa; o la utilización de coronas, puentes, o implantes.

Hay otras muchas personas que prefieren conservar esta separación entre los dientes pero, a pesar de que no entraña riesgos para la salud, si debemos tener en cuenta una serie de pautas para garantizar una buena salud bucodental:

  • Visitar al dentista periódicamente para comprobar que no hay indicios de padecer enfermedades de las encías.
  • Extremar la higiene bucal, ya que los restos de comida podrían almacenarse fácilmente en este espacio y provocar la aparición de caries.
  • Acudir a un especialista ante problemas de fonación o de mordida. Pueden dar lugar a dificultad para hablar o dolencias musculares.

Septiembre: el mes de la vuelta al cole…¡y al dentista!

Septiembre es sinónimo de vuelta a la rutina. Terminan las vacaciones para muchos y toca volver a nuestro trabajo o, en el caso de los niños, al colegio.

Pero este mes, además de preparar el uniforme, los libros y el resto del material escolar, te animamos también a preparar su boca.

La visita al dentista tras el verano es una de las citas más importantes

Durante estos meses, es normal cambiar de hábitos y de alimentación y el exceso de determinadas comidas o bebidas azucaradas pueden haber hecho efecto en nuestra salud bucodental con la aparición de alguna caries.

Por este motivo, desde DentalMep les animamos a visitar cualquiera de nuestras clínicas para comenzar el nuevo curso con una sonrisa sana y detectar a tiempo cualquier patología que haya surgido.

Contamos con profesionales especializados, acostumbrado a trabajar con los más pequeños, para ayudarles y resolver todas las dudas que puedan tener.

La clave está en la prevención y en enseñar a los más pequeños buenos hábitos desde niños. Y la visita periódica al dentista es uno de esos hábitos que deben aprender y normalizar cuanto antes.

Además de esta recomendación, te recordamos que se debe continuar o reanudar cuanto antes la rutina de higiene dental marcada por un profesional.

Cepillarse los dientes después de cada comida, el empleo de hilo dental para retirar los restos de alimentos almacenados entre los dientes y la utilización de un enjuague dental específico adaptado a la edad y a las características de la boca de cada niño, son aspectos fundamentales a tener en cuenta.

¡Te esperamos!

La blancorexia: la peligrosa obsesión por tener los dientes cada vez más blancos

El ser humano puede tener diversas obsesiones y muchas de ellas están relacionadas con el cuidado personal y el aspecto físico. Hoy en DentalMep vamos a hablar sobre una de ellas, conocida como blancorexia.

El querer lucir una sonrisa bonita y brillante es algo común y no supone ningún problema. Sin embargo, en algunos casos, este interés alcanza límites que pueden ser obsesivos y peligrosos para nuestra salud.

¿Qué es la blancorexia?

Cada persona tiene un tono de esmalte dental diferente y esto es fruto, entre otras cuestiones, de la genética. Los tratamientos blanqueadores pueden ayudarnos a conseguir ese tono natural pero nunca dejará los dientes más blancos que ese color primario.

La blancorexia es la obsesión por lucir unos dientes extremadamente blancos. Las personas que padecen este trastorno consideran que sus dientes siempre son oscuros, a pesar de haberse realizado diversos tratamientos.

Como consecuencia, muchos terminan recurriendo a técnicas ajenas al control de los odontólogos y que pueden ser peligrosas para su salud, como por ejemplo alargar los tiempos de los tratamientos, recurrir a técnicas agresivas sin supervisión profesional o confiar en remedios y métodos “milagrosos” que anuncian por Internet.

Confía en un profesional para lucir unos dientes blancos y sanos

Antes de someterse a ningún tipo de tratamiento, es necesario visitar nuestra clínica dental para examinar el estado de tu boca. Será un profesional cualificado el que determine qué tipo de tratamiento es el más adecuado para tu boca según sus características.

De igual forma, será nuestro equipo el encargado de pautar la cantidad y los intervalos de tiempo en los que debe usarse el tratamiento elegido. Durante todo el proceso, se realizará un seguimiento para comprobar que todo marcha correctamente.

Las sustancias que se utilizan en los tratamientos para blanquear los dientes deben ser empleadas en unas proporciones y medidas determinadas para evitar que sean tóxicas para nuestro organismo. En el caso contrario, puede provocar irritación, hipersensibilidad o, incluso, el desgaste del esmalte dental.

Por estos motivos, si quieres blanquear tus dientes de una forma totalmente segura, visita nuestras clínicas DentalMep en El Médano o en el Puertito de Güímar y te ayudaremos a conseguirlo. ¡Estaremos encantados de recibirte!

Lo que debes saber sobre el embarazo y salud bucodental

El embarazo es una época de cambios fisiológicos y hormonales en nuestro cuerpo y también de cambios en nuestra boca. Durante esos meses prestamos mucha atención a los alimentos que consumimos, a no realizar actividades que puedan perjudicar el feto pero, sin embargo, nos olvidamos de cuidar la salud bucodental.

El principal cambio desde el punto de vista oral está relacionado con la mayor probabilidad de padecer gingivitis por la acción de las hormonas gestáneas. La gingivitis es una afección que inflama las encías y puede provocar su sangrado. Suele aparecer entre el tercer y el octavo mes de gestación y, si no se acude a la clínica dental, la inflamación empeorará con el paso de los meses.

Asimismo, también es posible que se desarrolle lo que se conoce como “tumor de embarazo” o “granuloma de embarazo”. Se trata de un tumor benigno que aparece y crece en una zona con gingivitis debido a la mala higiene bucodental.

De igual forma, existen diversos estudios que han demostrado que las mujeres embarazadas que tienen enfermedad periodontal tienen mayor riesgo de tener partos prematuros, con bebes pequeños y de bajo peso.

Consejos bucodentales para las mujeres embarazadas

Lo primordial es mantener una buena higiene bucodental que evite la aparición de enfermedades asociadas a la placa bacteriana.

Los vómitos o las dificultades del embarazo pueden relegar la higiene bucodental a un segundo plano, sin embargo es importante recordar que se debe continuar con la misma rutina de higiene.

Otra cuestión fundamental es llevar una dieta sana y equilibrada. Limita los dulces más cariogénicos e incluye las frutas, las verduras, los productos lácteos y ricos en proteínas, calcio, fósforo y vitaminas A, D y E. También deberás limitar el consumo de alimentos azucarados para evitar la creación de caries.

Finalmente, te recomendamos que visites nuestras clínicas dentales cada 3 meses, aproximadamente, para hacer una revisión de tu boca. Nuestros profesionales especializados comprobarán que todo está marchando correctamente.

Salud bucodental en pacientes con síndrome de Down

El 21 de marzo se celebra el Día Mundial del síndrome de Down, un trastorno genético que provoca que los afectados tengan 47 cromosomas en su cariotipo en lugar de 46.

Como consecuencia de esto, surgen problemas en el desarrollo del cerebro y el cuerpo del bebé. Una de las anomalías más común está relacionada con la morfología craneofacial y la boca, lo que afecta negativamente a su salud bucodental.

Lo normal es que tengan los maxilares superiores e inferiores y el paladar de un tamaño más pequeño que el resto. De igual forma, los dientes también pueden ser de menor tamaño (microdoncia) y es frecuente que falte alguna pieza dental (agenesia). Por su parte, la lengua, suele ser más grande en comparación al resto de la boca.

Otro de los problemas más frecuentes es el bruxismo, es decir, el hábito de rechinar los dientes y el consecuente desgaste de la dentadura que este genera.

En DentalMep cuidamos de la salud oral de todos nuestros pacientes. Por este motivo, queremos compartir las pautas básicas que deben tener los afectados para cuidar su salud bucodental y tener una buena salud en general.

Principales consejos para asegurar su salud oral

Los familiares y tutores juegan un papel fundamental en la salud bucodental de una persona con síndrome de Down. Serán los encargados de reforzar la importancia de una buena higiene dental desde que son pequeños, así como de concienciar de la necesidad de hacer visitas periódicas al dentista.

Además de estas pautas, desde DentalMep les hacemos otra serie de recomendaciones igual de importantes:

• Llevar una dieta sana y equilibrada para conseguir todos los nutrientes necesarios. Deben huir de los azúcares refinados.
Fortalecer el esmalte dental. Se puede hacer a partir del flúor tópico por lo que se debe visitar al dentista.
Controlar las caries. Deben detectarse y tratarse cuanto antes ya que las personas con síndrome de Down no tienen resistencia a ellas.
Seguir el tratamiento recomendado por un profesional para evitar la pérdida de dientes.
• Favorecer la respiración nasal. La mayoría de los afectados respiran por la boca, lo que favorece la aparición de enfermedades periodentales, sequedad bucal e infecciones.

¿Te duelen los oídos? El origen puede estar en tu salud bucodental

Muchas personas coinciden en que el dolor de oídos es uno de los más desagradables que puedes experimentar. A pesar de que se trata de un dolor focalizado en esta parte del cuerpo, su origen puede ser muy variable y puede estar relacionado con un problema de salud bucodental.

Tal y como advierte el Colegio Oficial de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife, la cercanía de los nervios y otros tejidos correspondientes a las zonas de la boca y del oído, provoca que el dolor de una zona irradie en otra.

Por ese motivo, cuando el especialista correspondiente no logra determinar la causa del dolor o del zumbido en el oído y descarta cualquier tipo de lesión o
problema auditivo, debes acudir a un dentista cuanto antes para determinar si se trata de un problema bucodental.

Patologías como el bruxismo (apretar o rechinar los dientes), las infecciones bucodentales, una mala oclusión de la boca, o la salida de los dientes y/o muelas del juicio pueden ser algunos de los responsables de estos dolores.

Resolver el origen del problema

Si padeces dolor de oídos y no encuentras el origen del problema, te recomendamos que visites nuestras clínicas dentales de El Médano o el Puertito de Güímar.

En DentalMep disponemos de un amplio equipo de profesionales especializado en todos los aspectos de salud bucodental que estará encantado de atenderte.

Tras realizarte las valoraciones necesarias, uno de nuestros profesionales determinará si existe algún tipo de problema bucodental que esté afectando a tus oídos. En caso afirmativo, será necesario administrar un tratamiento específico que nos permita solucionar el origen del problema. ¡Te esperamos!

Salud oral en pacientes con cáncer de mama

Hoy se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama y en DentalMep hemos querido preparar un post muy especial sobre cómo afecta esta enfermedad a la boca y cuáles son los cuidados que deben tener los afectados.

El cáncer de mama surge por el crecimiento descontrolado de las células. Normalmente se manifiesta en forma de tumor, que puede ser detectado en una radiografía o a través de una autoexploración mamaria. De ahí la importancia de realizarse autoexploraciones periódicas que ayuden a su detección precoz.

Mucho se conoce de las consecuencias que tiene el cáncer de mama para nuestro organismo pero, lo que muchos no saben, es que su tratamiento afecta de manera directa a nuestra salud bucodental.

¿Cómo afecta el cáncer de mama a la salud oral?

El tratamiento que reciben las pacientes diagnosticadas de cáncer de mama puede ser muy perjudicial para la boca si no se siguen una serie de cuidados antes, durante y después de la enfermedad.

La quimioterapia y la radioterapia incluyen, entre sus efectos secundarios, la aparición de llagas en la boca, caries, infecciones, dolor de encías, trastornos en la lengua y alteración del sentido del gusto, entre otros.

Consejos para minimizar sus efectos

Antes de comenzar el tratamiento es necesario visitar a tu dentista para avisarle del comienzo de este. De esta forma, podrá detectar si existe alguna fuente de infección, así como problemas bucales que podrían agravarse con el desarrollo de la enfermedad. También se encargará de valorar la posibilidad de retirar la ortodoncia fija si fuera el caso.

De igual forma, se recomienda realizar visitas a la clínica dental durante todo el proceso oncológico para evaluar cómo se encuentra la salud bucodental.

Además, como norma general, se deberá cuidar la alimentación y beber mucha agua para combatir la sequedad bucal provocada por los medicamentos.

Finalmente, una vez finalices el tratamiento, debes continuar las visitas periódicas a la clínica para comprobar que no surge ningún tipo de problema con el paso del tiempo.

En DentalMep tenemos muchos años de experiencia en el cuidado de la boca. Visita nuestras instalaciones en El Médano o el Puertito de Güímar y conoce a nuestros profesionales especializados en las diversas soluciones odontológicas.

Salud bucodental y su relación con las enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son aquellas que afectan al corazón y a los vasos sanguíneos y constituyen la primera causa de muerte en todo el mundo. Hoy se celebra el Día Mundial del Corazón y desde DentalMep queremos destacar la importancia de tener una buena salud bucodental para no desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Aunque en un primer momento no asociemos el buen estado de la boca con el corazón, lo cierto es que nuestro cuerpo funciona como un todo y cualquier problema acaba afectando a la salud de todo el organismo en general.

De hecho, hay estudios que demuestran que las personas que las personas con alguna enfermedad en las encías tienen mayor riesgo de sufrir de enfermedades del corazón que alguien que tiene las encías sanas.

¿Cómo se relacionan la salud oral y los problemas del corazón?

La conexión radica, principalmente, en la propagación de bacterias y otros gérmenes que van desde la boca hacia el resto del organismo a través del torrente sanguíneo. Cuando las bacterias llegan al corazón, generan inflamación y pueden provocar lo que se conoce como endocarditis, una infección del revestimiento interno del corazón.

Aquellas personas que padecen enfermedades de las encías como gingivitis o la enfermedad periodontal deben extremar los cuidados de la boca para evitar desarrollar cualquier tipo de complicación. De lo contrario, las bacterias asociadas a la infección de encías pueden liberarse en el torrente sanguíneo, adherirse a los vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Prevención de afecciones cardiovasculares a partir de una buena salud bucodental

En primer lugar debemos estar atentos a aquellos síntomas que nos puedan indicar que sufrimos una enfermedad de las encías: encías rojas e inflamadas, que sangran con facilidad o presentan pus alrededor o incluso en los dientes. Además, si padeces de mal aliento con frecuencia también puede ser un indicador de enfermedad.

De igual forma, debemos siempre mantener una correcta rutina de higiene que ayude a minimizar la presencia de bacterias en la boca.

Además, ante cualquier signo de alerta, deberemos acudir a una clínica especializada en donde puedan diagnosticar tu afección. En DentalMep contamos con profesionales cualificados que te ayudarán y asesorarán en todo lo referente a tu salud oral. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.