¿Cómo tomar café sin manchar sus dientes?

Para muchos, el café o el té son rituales sagrados en la mañana. Y mientras el ritual puede ofrecer muchos beneficios de salud (y serias consecuencias), su infusión favorita llega con un precio: manchar el esmalte de sus dientes.

Piense en lo que sucedería si dejara una taza té o café sin lavar”, dice la doctora Laura Sharbash, DDS, dentista en Seidner Dentistry & Associates. Ahora, intercambie esa taza de porcelana con sus dientes blancos y verá su imagen.

Por supuesto, no todos los tintes son iguales, y algunas personas son más susceptibles que otras a las manchas. Esto explica el porqué su amigo que bebe café mantiene sus dientes relucientes, mientras que a usted se le manchan bebiendo té de vez en cuando.

Los individuos que tienen naturalmente irregularidades en la superficie del esmalte, pueden ser más propensos a las manchas”, dice Sharbash. “Un excesivo chirriar o apretar los dientes puede dar lugar a grietas y fracturas causando un daño al esmalte. Estos hábitos hacen a los dientes más porosos, lo que aumenta su inclinación a mancharse”.

Así que todos conocemos los principales productores de manchas en los dientes: café, té, vino tinto, refrescos y tabaco. Pero algunos otros responsables menos conocidos también pueden dejar residuos. Las bayas y los tomates son conocidos por dejar color a su paso, así como lo determinan los enjuagues bucales sin receta que contienen fluoruro de estaño, o cloruro de cetilpiridinio, dice Sharbash. Estos ingredientes están al acecho en la mayoría de enjuagues bucales estándares. “Enjuagues bucales de venta con receta, como la clorhexidina, mejora la salud de su dentadura, pero con el uso prolongado también dejan manchas superficiales extraíbles”.

Sharbash señaló también que los enfermos de asma usan inhalantes ácidos que pueden disolver el esmalte de los dientes, haciéndolos más susceptibles a las manchas dentales.

Entonces, si desea dientes blancos pero se niega a renunciar a su taza diaria, Sharbashle ofrece algunos consejos:

  • Utilice un sorbete. Beber a través de un sorbete podría evitar que el líquido entre en contacto con los dientes.
  • Añadir algo de leche. Ávidos bebedores de té pueden añadir leche (o leche no láctea) para ayudar a disminuir los efectos de las manchas de té o café.
  • Enjuáguese o cepíllese de inmediato. Permita que esa taza de porcelana se manche nuevamente. Enjuagar o lavar su taza tan pronto como haya terminado con su café o té eliminará las manchas, y así también será con sus dientes. “Usted puede pensar que su saliva por sí sola hará frente a la mancha, pero enjuagarse después con agua le ayudará”, dice Sharbash. Mantenga una botella de agua a mano para hacer buches y tragar después de que haya terminado con su café, o mejor aún, utilice el cepillo y el hilo dental tan pronto como le sea posible.
  • Use hilo dental y cepillo de forma rutinaria. Además de cepillarse y usar hilo dental, asegúrese de tener una rutina diaria de cuidado dental.
  • Cepille con bicarbonato de sodio. Este remedio pasado de moda es muy eficaz, de acuerdo con Sharbash.
  • Masticar chicle sin azúcar. Mientras que algunos cuestionan los efectos de la goma de mascar sin azúcar, Sharbash explica que la goma después de una comida ayudará a estimular la producción de saliva para ayudar a “enjuagar” los dientes manchados.
  • Dentífricos naturales pueden ayudar a eliminar las manchas superficiales.
  • Manténgalos limpios. Sharbash nos recomienda ver a un especialista en higiene dental para las limpiezas anuales, una limpieza profesional le ayudará a mantener sus dientes tan blancos como pueden serlos naturalmente.

Entonces ¿Cómo mantiene sus dientes blancos?

Fuente: Care2.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *