¿Te duelen los oídos? El origen puede estar en tu salud bucodental

Muchas personas coinciden en que el dolor de oídos es uno de los más desagradables que puedes experimentar. A pesar de que se trata de un dolor focalizado en esta parte del cuerpo, su origen puede ser muy variable y puede estar relacionado con un problema de salud bucodental.

Tal y como advierte el Colegio Oficial de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife, la cercanía de los nervios y otros tejidos correspondientes a las zonas de la boca y del oído, provoca que el dolor de una zona irradie en otra.

Por ese motivo, cuando el especialista correspondiente no logra determinar la causa del dolor o del zumbido en el oído y descarta cualquier tipo de lesión o
problema auditivo, debes acudir a un dentista cuanto antes para determinar si se trata de un problema bucodental.

Patologías como el bruxismo (apretar o rechinar los dientes), las infecciones bucodentales, una mala oclusión de la boca, o la salida de los dientes y/o muelas del juicio pueden ser algunos de los responsables de estos dolores.

Resolver el origen del problema

Si padeces dolor de oídos y no encuentras el origen del problema, te recomendamos que visites nuestras clínicas dentales de El Médano o el Puertito de Güímar.

En DentalMep disponemos de un amplio equipo de profesionales especializado en todos los aspectos de salud bucodental que estará encantado de atenderte.

Tras realizarte las valoraciones necesarias, uno de nuestros profesionales determinará si existe algún tipo de problema bucodental que esté afectando a tus oídos. En caso afirmativo, será necesario administrar un tratamiento específico que nos permita solucionar el origen del problema. ¡Te esperamos!

La gingivostomatitis: Causas y síntomas

La gingivostomatitis, también denominada estomatitis herpética, es una infección de la boca y las encías que genera hinchazón y aparición de úlceras. Su origen se debe principalmente al herpes simple, aunque también puede estar causada por bacterias, hongos, traumatismos de la boca, carencias vitamínicas o trastornos inmunitarios, entre otros.

¿Cuáles son los síntomas de la gingivostomatitis?

Se da frecuentemente en lactantes y niños pequeños, aunque puede aparecer a cualquier edad.

Lo normal es que se puedan apreciar a simple vista úlceras y ampollas que afectan a la cara interna de las mejillas, encías, labios, paladar, lengua e incluso la faringe.

Las encías pueden presentar inflamación, estar rojas y sangrar con facilidad. Además, aumenta la salivación y los afectados pueden tener mal olor en la boca (halitosis).
En los casos más graves, puede provocar fiebre.

Prevención y tratamiento

Lo mejor para prevenir su aparición es evitar el contacto directo con las lesiones, no compartir utensilios ni vasos con los afectados y lavarse las manos periódicamente.

De igual forma, se debe controlar a los niños con gingivoestomatitis por virus de herpes simple y sus secreciones orales para evitar el contagio. Este tipo de infecciones son más frecuentes en los niños escolarizados. Por este motivo, es aconsejable que mientras los síntomas continúen no acudan a la guardería o al colegio.

En el caso de los afectados, no existe un tratamiento específico. Se recomienda mantener una adecuada higiene oral, mediante un cepillado suave de las lesiones, para evitar que se asienten las bacterias y provoquen una infección.

Asimismo, el especialista le recomendará el uso de un colutorio con antiséptico específico para reducir la carga bacteriana en la boca.

Te recordamos que en DentalMep estamos especializados en cualquier tipo de problema en la boca. Nuestro equipo de profesionales estará encantado de atenderte y ayudarte a cuidar tu salud bucodental. ¡Te esperamos!

¿Qué relación existe entre la diabetes y los problemas bucodentales?

Cada 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que provoca un nivel de glucosa elevado en la sangre debido a mal funcionamiento del páncreas.
Se ha demostrado que las personas diabéticas tienen mayor predisposición a padecer algunas enfermedades derivadas de esta patología, como enfermedades cardiacas, renales, de circulación, etc.
Pero, además de estas patologías, también tienen más riesgo de tener determinados problemas bucodentales.

Salud bucodental en las personas diabéticas

Las personas que padecen diabetes deben extremar los cuidados de su boca para garantizar siempre su buen estado.

El número de casos de periodontitis, gingivitis, sequedad bucal o candidiasis oral es más elevado en estos pacientes debido, principalmente, al incremento del riesgo de sufrir infecciones bacterianas y las dificultades que tienen para combatirlas.

Asimismo, al igual que ocurre con el resto de infecciones, estos problemas orales pueden provocar un incremento del azúcar en la sangre y hacer que sea aún más difícil controlar la diabetes.

Recomendaciones para prevenir los problemas bucodentales

Lo primero que se debe hacer es tratar el origen del problema y visitar al especialista adecuado para que te administre un tratamiento que te ayude a controlar el nivel de glucosa en sangre.

De igual forma, deberás visitar al dentista para advertirle de tu enfermedad. Lo normal es que se realicen visitas periódicas con el objetivo de examinar y comprobar el buen estado de tu boca.

Desde DentalMep te recomendamos:

  • Cumplir estrictamente la rutina de higiene para evitar problemas en las encías. Además, es aconsejable realizarte limpiezas profesionales que limpien en profundidad la zona.
  • Emplear un cepillo de dientes de cerdas suaves y utiliza una pasta de dientes que contenga flúor.
  • Beber mucha agua para evitar la sequedad en la boca que pueden provocar los medicamentos.

Una buena salud bucodental es imprescindible para tener un buen estado de salud en general. Confía en nuestro equipo de profesionales de El Médano y el Puertito de Güímar y te ayudaremos a tener siempre la mejor sonrisa.

¿Cómo cuidar la salud oral de los niños?

Transmitir una buena rutina de higiene a los niños desde que son pequeños es muy importante de cara al futuro. A menudo, esos buenos hábitos se mantienen durante el resto de la vida y se reducen el número de problemas asociados a la boca.

Pero para lograr que los niños tengan una buena salud bucodental, hay que tener en cuenta varios factores. En primer lugar, los adultos deben ser un buen ejemplo y cumplir estrictamente con la higiene. De igual forma, deberán supervisar que el niño se cepille los dientes de una forma correcta, sin olvidar ninguna sección de la boca ni, por supuesto, la lengua.

Lo ideal es convertir el momento del cepillado de dientes en un juego, en el que el niño se divierta a la vez que cuida su boca.

La importancia de la salud bucodental en la infancia

La dentadura primaria se compone de 20 dientes de leche. Aunque estos dientes se caerán con el paso de los años para dar lugar a las piezas dentales definitivas, las complicaciones que surjan durante esta etapa podrán determinar la salud bucodental de los niños.

Las caries dentales pueden aparecer desde que sale el primer diente, por lo que debemos extremar las precauciones para evitar que se formen infecciones.

Asimismo, habrá que vigilar el estado de los dientes de leche ya que marcan la posición de los dientes posteriores. Cualquier desplazamiento podría impedir la salida del nuevo diente y será motivo suficiente para visitar nuestra clínica.

Pautas para la correcta higiene según su edad

  1. Desde los 6 meses y hasta que cumpla el primer año de vida, es recomendable un cepillado suave de las envías con un cepillo específico para bebés y agua.
  2. De 1 a 2 años, se utilizará la misma técnica de cepillado que en la anterior etapa y la repetiremos dos veces al día. Además, se prestará atención a los hábitos de succión por si la chupa o el biberón pudiesen estar causando algún daño.
  3. A partir de los 2 años será el momento de enseñarle a cepillarse los dientes al menos dos veces al día.
  4. A los 4 años ya debería saber hacerlo él solo, aunque siempre deberá estar supervisado por un adulto.
  5. Cuando cumpla los 6 años debe visitar periódicamente al odontólogo para que realice las revisiones correspondientes.

En DentalMep disponemos de servicio de Odontología Infantil especializado en todos los posibles problemas bucales que pueden aparecer durante la infancia. Visítanos y pon la salud de tu hijo/a en manos de profesionales especializados.

Salud oral en pacientes con cáncer de mama

Hoy se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama y en DentalMep hemos querido preparar un post muy especial sobre cómo afecta esta enfermedad a la boca y cuáles son los cuidados que deben tener los afectados.

El cáncer de mama surge por el crecimiento descontrolado de las células. Normalmente se manifiesta en forma de tumor, que puede ser detectado en una radiografía o a través de una autoexploración mamaria. De ahí la importancia de realizarse autoexploraciones periódicas que ayuden a su detección precoz.

Mucho se conoce de las consecuencias que tiene el cáncer de mama para nuestro organismo pero, lo que muchos no saben, es que su tratamiento afecta de manera directa a nuestra salud bucodental.

¿Cómo afecta el cáncer de mama a la salud oral?

El tratamiento que reciben las pacientes diagnosticadas de cáncer de mama puede ser muy perjudicial para la boca si no se siguen una serie de cuidados antes, durante y después de la enfermedad.

La quimioterapia y la radioterapia incluyen, entre sus efectos secundarios, la aparición de llagas en la boca, caries, infecciones, dolor de encías, trastornos en la lengua y alteración del sentido del gusto, entre otros.

Consejos para minimizar sus efectos

Antes de comenzar el tratamiento es necesario visitar a tu dentista para avisarle del comienzo de este. De esta forma, podrá detectar si existe alguna fuente de infección, así como problemas bucales que podrían agravarse con el desarrollo de la enfermedad. También se encargará de valorar la posibilidad de retirar la ortodoncia fija si fuera el caso.

De igual forma, se recomienda realizar visitas a la clínica dental durante todo el proceso oncológico para evaluar cómo se encuentra la salud bucodental.

Además, como norma general, se deberá cuidar la alimentación y beber mucha agua para combatir la sequedad bucal provocada por los medicamentos.

Finalmente, una vez finalices el tratamiento, debes continuar las visitas periódicas a la clínica para comprobar que no surge ningún tipo de problema con el paso del tiempo.

En DentalMep tenemos muchos años de experiencia en el cuidado de la boca. Visita nuestras instalaciones en El Médano o el Puertito de Güímar y conoce a nuestros profesionales especializados en las diversas soluciones odontológicas.

Salud bucodental y su relación con las enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son aquellas que afectan al corazón y a los vasos sanguíneos y constituyen la primera causa de muerte en todo el mundo. Hoy se celebra el Día Mundial del Corazón y desde DentalMep queremos destacar la importancia de tener una buena salud bucodental para no desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Aunque en un primer momento no asociemos el buen estado de la boca con el corazón, lo cierto es que nuestro cuerpo funciona como un todo y cualquier problema acaba afectando a la salud de todo el organismo en general.

De hecho, hay estudios que demuestran que las personas que las personas con alguna enfermedad en las encías tienen mayor riesgo de sufrir de enfermedades del corazón que alguien que tiene las encías sanas.

¿Cómo se relacionan la salud oral y los problemas del corazón?

La conexión radica, principalmente, en la propagación de bacterias y otros gérmenes que van desde la boca hacia el resto del organismo a través del torrente sanguíneo. Cuando las bacterias llegan al corazón, generan inflamación y pueden provocar lo que se conoce como endocarditis, una infección del revestimiento interno del corazón.

Aquellas personas que padecen enfermedades de las encías como gingivitis o la enfermedad periodontal deben extremar los cuidados de la boca para evitar desarrollar cualquier tipo de complicación. De lo contrario, las bacterias asociadas a la infección de encías pueden liberarse en el torrente sanguíneo, adherirse a los vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Prevención de afecciones cardiovasculares a partir de una buena salud bucodental

En primer lugar debemos estar atentos a aquellos síntomas que nos puedan indicar que sufrimos una enfermedad de las encías: encías rojas e inflamadas, que sangran con facilidad o presentan pus alrededor o incluso en los dientes. Además, si padeces de mal aliento con frecuencia también puede ser un indicador de enfermedad.

De igual forma, debemos siempre mantener una correcta rutina de higiene que ayude a minimizar la presencia de bacterias en la boca.

Además, ante cualquier signo de alerta, deberemos acudir a una clínica especializada en donde puedan diagnosticar tu afección. En DentalMep contamos con profesionales cualificados que te ayudarán y asesorarán en todo lo referente a tu salud oral. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

¿Cuáles son las enfermedades bucodentales más comunes entre los deportistas?

Si practicas deportes con regularidad debes saber que no solo debes mantener un buen estado físico, sino también una óptima salud oral ya que influye notablemente en el rendimiento.

Además de cuidar la alimentación, debes tener en cuenta, por ejemplo, que el bruxismo puede derivar en un dolor de cabeza agudo o el dolor de muelas puede provocar insomnio. Por este motivo, se recomienda acudir al menos una vez al año para hacer una revisión del estado de la boca.

Problemas bucodentales más frecuentes en el deporte

  • Bruxismo: el estrés de las competiciones o la excesiva actividad en determinados días puede provocar bruxismo, o lo que es lo mismo, apretar los dientes de forma involuntaria.
    Esto, además de provocar el desgaste de las piezas dentales, también generará dolor de cabeza y muscular con las correspondientes consecuencias negativas en el rendimiento.
  • Caries: muchos deportistas incluyen en su dieta bebidas isotónicas o bebidas ricas en glucosa. Su consumo continuado favorece la aparición de las temidas caries.
  • Barodontalgia: los cambios de presión que se experimentan en determinados deportes como el submarinismo pueden causar dolor de dientes.
  • Traumatismos dentales: en los deportes de contacto como el boxeo se utilizan protectores para evitar la pérdida o rotura de las piezas dentales. Sin embargo, existen otros como el fútbol o el baloncesto, en donde la boca está igualmente expuesta y los que no se utiliza ningún tipo de protección.
  • Infecciones: una infección en la boca provocada por una mala higiene puede hacer que nuestras encías sangren y esta se traspase al torrente sanguíneo. Una vez allí, los grandes perjudicados serán los músculos y las articulaciones.
  • Manchas en los dientes: por el contacto con determinadas sustancias como el cloro. Los compuestos químicos del cloro de las piscinas generan depósitos orgánicos de color marrón en los dientes.

Estas son solo algunas de las patologías y problemas bucodentales que pueden sufrir los deportistas.

Desde DentalMep les recomendamos hacerse revisiones periódicas con el fin de comprobar que la práctica deportiva no está influyendo de forma negativa en su salud oral.

Caries interdentales

Las caries interdentales, también conocidas como caries interproximales, son aquellas que surgen entre los dientes, donde se acumula la placa bacteriana y el sarro, y generalmente afectan a los dos dientes entre los que se encuentran situadas.

Son más difíciles de detectar ya que no se ven a simple vista y pueden llegar a causar graves daños en nuestra salud bucodental.

¿Cuáles son los síntomas?

A pesar de que son difíciles de detectar, existen algunos síntomas que pueden ayudarnos a identificarlas. Estos síntomas pueden variar según el grado de profundidad de la caries y de las partes dentales afectadas:

  • Sensibilidad dental al frío, calor o los dulces: se trata de la etapa inicial y se va acentuando a medida que alcanza la pulpa dental.
  • Dolor: se experimenta cuando la caries ha ido más allá del esmalte del diente y ha alcanzado la dentina.
  • El hilo dental se rompe o se deshilacha al pasarlo entre los dientes afectados.

Consejos para prevenir las caries interdentales

La mejor forma de detectar las caries interdentales es mediante revisiones periódicas en tu dentista. Solo un profesional sabrá identificarla, valorar su grado de gravedad y aplicar el tratamiento más adecuado.

Además de esto, te recomendados que sigas una serie de sencillas pautas:

  • Cepíllate los dientes tres veces al día, todos los días. Así evitarás la formación de placa bacteriana y sarro en tu boca.
  • Emplea hilo dental o cepillos interdentales para las zonas de difícil acceso.
  • Limita el consumo de productos azucarados o ácidos, ya que son los alimentos preferidos de las bacterias responsables de las caries.
  • Evita hábitos pocos saludables como fumar o el consumo de alcohol porque afectan directamente a tu salud bucodental.

En DentalMep la primera visita y la primera radiografía son totalmente gratuitas. Pide cita en nuestras clínicas dentales de El Médano o el Puertito de Güímar y deja tu salud oral en las mejores manos.

Los efectos del verano en la salud bucodental

Con la llegada del verano son muchos los que se relajan y cambian su rutina de higiene dental por los viajes, los cambios de horarios, etc. Asimismo, durante esta época aumenta el consumo de bebidas azucaradas o alcohólicas, ambas factores de riesgo para nuestra salud bucodental.

Por estos motivos, durante esta época estival debemos prestar especial atención a nuestra boca para evitar la aparición de caries u otros problemas bucales.

Riesgos principales

Uno de los principales riesgos surge como consecuencia de modificar nuestra rutina de higiene. Si no nos cepillamos los dientes después de cada comida, las probabilidades de sufrir placa bacteriana aumentan.

Asimismo, el calor y la exposición solar hacen que la saliva disminuya y, con ello, su función anticaries.

Por otro lado, en estos meses también se multiplican los casos de sensibilidad dental por el consumo de alimentos y bebidas frías. Al tomarlas, aparece un molesto dolor conocido como hipersensibilidad dentinaria. Para evitarlo, basta con reducir el número de bebidas ácidas y, en el caso de tomarlas, cepillarse los dientes de forma suave cuanto antes. Además, existen diferentes pastas dentífricas en el mercado que son específicas para este tipo de problemas.

Otro de los problemas más frecuentes está relacionado con el cloro de las piscinas, que contiene elementos químicos que descomponen las proteínas de la saliva y favorece la aparición del sarro.

Consejos para cuidar tu boca en verano

  • Cuando vayas a comer fuera de casa, lleva siempre contigo un kit básico de limpieza dental. En el caso de que sea imposible, una opción puede ser masticar chicles sin azúcar y con xilitol.
  • Utiliza protector solar también en los labios. Al igual que el resto del cuerpo, pueden sufrir quemaduras y desarrollar enfermedades posteriores.
  • Modera el consumo de bebidas azucaradas o muy frías. Recuerda que la mejor opción para acabar con la sed es el agua, ya que equilibra el pH de la boca y elimina bacterias.

Los problemas bucodentales en las personas mayores

El 26 de julio se celebra el Día de los Abuelos y en DentalMep queremos aprovechar la fecha para recordarte los cuidados más esenciales que necesita la boca a partir de cierta edad.

A medida que nos hacemos mayores, es más importante extremar el cuidado de nuestra salud bucodental. Con el paso de los años, el tamaño de los nervios de los dientes disminuye y pueden ser sensibles a la aparición de caries y otros problemas. Por este motivo, hay que visitar periódicamente a un especialista que compruebe el estado de la boca.

Principales trastornos en la boca durante la tercera edad

La utilización de prótesis dentales, la toma de medicamentos y los trastornos generales de la salud son comunes en estos años y todos ellos influyen en la salud bucodental:

  • Las caries y el deterioro de las superficies radiculares de los dientes son más comunes en las personas mayores. Se debe emplear un cepillo adecuado que permita llegar a la zona radicular (raíz de los dientes), pasta de dientes con flúor, así como enjuague bucal e hilo dental diariamente.
  • Con el tiempo las encías se retraen y quedan expuestas zonas del diente que no están protegidas. Estas zonas son vulnerables a padecer la dolorosa sensibilidad dental, ya sea al frío o al calor, al ácido o a lo dulce.
  • La toma de determinados medicamentos puede provocar una menor salivación y, como consecuencia de esto, surgir la sequedad bucal o xerostomía. La saliva es el mejor anticaries que existe por lo que debemos estar en alerta ante la aparición de caries. Se recomienda tomar muchos líquidos para ayudar a regenerarla.
  • Las prótesis dentales también requieren de una serie de cuidados para que nos ayuden a preservar una buena salud bucal. Se debe visitar al dentista una vez al año para revisarlas, además de limpiarlas con regularidad. Si no sabes cómo hacerlo, te recomendamos que leas nuestro post dedicado a la limpieza de las prótesis dentales.
  • La enfermedad de las encías es un trastorno grave que afecta a principalmente a personas mayores de 40 años. La enfermedad periodontal es reversible si se detecta en las primeras fases, de ahí la importancia de acudir al dentista.

Con el cuidado doméstico diario y haciendo las visitas periódicas necesarias al dentista, se consigue mantener una boca sana durante toda la vida. En nuestras clínicas dentales de El Médano y el Puertito de Güímar te ayudaremos a tener siempre tu mejor sonrisa. ¡Visítanos!