Salud bucodental y su relación con las enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son aquellas que afectan al corazón y a los vasos sanguíneos y constituyen la primera causa de muerte en todo el mundo. Hoy se celebra el Día Mundial del Corazón y desde DentalMep queremos destacar la importancia de tener una buena salud bucodental para no desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Aunque en un primer momento no asociemos el buen estado de la boca con el corazón, lo cierto es que nuestro cuerpo funciona como un todo y cualquier problema acaba afectando a la salud de todo el organismo en general.

De hecho, hay estudios que demuestran que las personas que las personas con alguna enfermedad en las encías tienen mayor riesgo de sufrir de enfermedades del corazón que alguien que tiene las encías sanas.

¿Cómo se relacionan la salud oral y los problemas del corazón?

La conexión radica, principalmente, en la propagación de bacterias y otros gérmenes que van desde la boca hacia el resto del organismo a través del torrente sanguíneo. Cuando las bacterias llegan al corazón, generan inflamación y pueden provocar lo que se conoce como endocarditis, una infección del revestimiento interno del corazón.

Aquellas personas que padecen enfermedades de las encías como gingivitis o la enfermedad periodontal deben extremar los cuidados de la boca para evitar desarrollar cualquier tipo de complicación. De lo contrario, las bacterias asociadas a la infección de encías pueden liberarse en el torrente sanguíneo, adherirse a los vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Prevención de afecciones cardiovasculares a partir de una buena salud bucodental

En primer lugar debemos estar atentos a aquellos síntomas que nos puedan indicar que sufrimos una enfermedad de las encías: encías rojas e inflamadas, que sangran con facilidad o presentan pus alrededor o incluso en los dientes. Además, si padeces de mal aliento con frecuencia también puede ser un indicador de enfermedad.

De igual forma, debemos siempre mantener una correcta rutina de higiene que ayude a minimizar la presencia de bacterias en la boca.

Además, ante cualquier signo de alerta, deberemos acudir a una clínica especializada en donde puedan diagnosticar tu afección. En DentalMep contamos con profesionales cualificados que te ayudarán y asesorarán en todo lo referente a tu salud oral. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

¿Cuáles son las enfermedades bucodentales más comunes entre los deportistas?

Si practicas deportes con regularidad debes saber que no solo debes mantener un buen estado físico, sino también una óptima salud oral ya que influye notablemente en el rendimiento.

Además de cuidar la alimentación, debes tener en cuenta, por ejemplo, que el bruxismo puede derivar en un dolor de cabeza agudo o el dolor de muelas puede provocar insomnio. Por este motivo, se recomienda acudir al menos una vez al año para hacer una revisión del estado de la boca.

Problemas bucodentales más frecuentes en el deporte

  • Bruxismo: el estrés de las competiciones o la excesiva actividad en determinados días puede provocar bruxismo, o lo que es lo mismo, apretar los dientes de forma involuntaria.
    Esto, además de provocar el desgaste de las piezas dentales, también generará dolor de cabeza y muscular con las correspondientes consecuencias negativas en el rendimiento.
  • Caries: muchos deportistas incluyen en su dieta bebidas isotónicas o bebidas ricas en glucosa. Su consumo continuado favorece la aparición de las temidas caries.
  • Barodontalgia: los cambios de presión que se experimentan en determinados deportes como el submarinismo pueden causar dolor de dientes.
  • Traumatismos dentales: en los deportes de contacto como el boxeo se utilizan protectores para evitar la pérdida o rotura de las piezas dentales. Sin embargo, existen otros como el fútbol o el baloncesto, en donde la boca está igualmente expuesta y los que no se utiliza ningún tipo de protección.
  • Infecciones: una infección en la boca provocada por una mala higiene puede hacer que nuestras encías sangren y esta se traspase al torrente sanguíneo. Una vez allí, los grandes perjudicados serán los músculos y las articulaciones.
  • Manchas en los dientes: por el contacto con determinadas sustancias como el cloro. Los compuestos químicos del cloro de las piscinas generan depósitos orgánicos de color marrón en los dientes.

Estas son solo algunas de las patologías y problemas bucodentales que pueden sufrir los deportistas.

Desde DentalMep les recomendamos hacerse revisiones periódicas con el fin de comprobar que la práctica deportiva no está influyendo de forma negativa en su salud oral.