Beneficios de beber agua para la salud bucodental

El agua es un elemento fundamental ya que forma parte de las funciones vitales de nuestro cuerpo. Hoy se celebra el Día Mundial del Agua y queremos aprovechar para recordarte todos los beneficios que aporta también a nuestra salud bucodental.

El agua, un aliado para nuestra boca y para nuestro cuerpo

Para comenzar hay que hablar del flúor que se encuentra presente en el agua. Los estudios han demostrado que aquellas personas que consumen agua en la que hay una mayor proporción de flúor tienen menos caries que el resto.

En segundo lugar, también hay que destacar su acción beneficiosa frente al resto de bebidas. Los refrescos y los zumos saben muy bien pero también dejan azúcar no deseada en tus dientes que será el alimento de las caries. Además, estas bebidas producen ácidos que se comen el esmalte de los dientes y los desgastan. En cambio, el agua es capaz de limpiar nuestra boca y nos ayuda a deshacernos de los restos de comida.

Otro de sus beneficios es su potente acción contra la sequedad de la boca. La saliva es el mejor aliado para evitar las caries. Si el suministro de saliva es bajo, la posibilidad de sufrir caries aumenta considerablemente.

Asimismo, en relación al mal aliento, una buena solución es beber mucha agua. La saliva ayuda a tu boca a liberarse de bacterias y mantener tu lengua hidratada.

Finalmente, además de cuidar tu sonrisa también te ayudará a cuidar tu cuerpo y tu salud en general. El agua no tiene calorías y te ayudará a mantener tu peso de una forma saludable.

Desde DentalMep les animamos a todos a aprovechar todos los beneficios que aporta el agua. Sin embargo, les recordamos que, de igual forma, se debe mantener una buena rutina de limpieza con el cepillado diario de nuestros dientes.

Pautas de higiene para pacientes que llevan ortodoncia

La ortodoncia es el tratamiento odontológico que se emplea para corregir la incorrecta colocación de los dientes, ya sea una pieza dental o toda la dentadura en general.

La higiene de nuestra boca es fundamental para evitar desarrollar infecciones y enfermedades, sobre todo si utilizamos ortodoncia porque se produce una mayor acumulación del sarro. Para llevar una correcta rutina de higiene, es necesario atender primero al tipo de aparato que lleva:

Aparato dental removible

Lo normal es cepillarse los dientes después de extraer el aparato. Además, es necesario limpiarlo diariamente empleando un cepillo y pasta de dientes. En caso contrario, el sarro podría acumularse dentro del propio aparato.

Aquellos pacientes que utilizan una ortodoncia estética como Invisalign, deberán limitar el consumo de bebidas colorantes como el café, té o vino ya que pueden teñir el aparato.

Aparato dental fijo

Hay que prestar mucha atención a la limpieza de los aparatos dentales fijos porque los alimentos suelen acumularse entre los dientes.

Después de comer, se deben cepillar los dientes inmediatamente o enjugarse la boca repetidamente con agua si no es posible. El cepillado de los brackets hay que hacerlo con suavidad, primero en la parte frontal y después en la parte superior e inferior.

Se recomienda limpiar un diente y el trozo de encía correspondiente y continuar con el mismo sistema en el resto de la boca, prestando especial atención a los espacios entre diente y diente. El hilo dental puede ayudarnos a llegar a esas zonas de difícil acceso donde se suelen acumular restos.

De igual forma, se debe evitar el consumo de productos que tengan un alto contenido en azúcar o que puedan quedarse pegados en nuestros dientes para evitar la formación de caries.

Finalmente, te recordamos que debes realizar visitas periódicas a tu dentista para comprobar que todo va según lo previsto. Llámanos y pide cita previa en nuestra clínica dental de El Médano.