Pautas para una correcta higiene bucal

La placa dental es la película incolora y adherente que se forma por las bacterias que se pegan a la superficie de los dientes. Su presencia provoca la aparición de caries y enfermedades de las encías, como la gingivitis y la periodontitis, y contribuye a la caída de las piezas dentales.

Para eliminarla es fundamental llevar a cabo una buena higiene bucal. Sin embargo, lo que en un primer momento puede parecer una tarea fácil, la realidad es que se cometen muchos fallos a la hora de ejecutarla, ya sea en la forma de cepillarse los dientes, olvidándose de utilizar el hilo dental, etc.

Sigue estos pasos y asegúrate una buena higiene bucal

1. Cepíllate los dientes con movimientos cortos, suaves y elípticos durante al menos dos minutos. El cepillado debe incluir las encías, los dientes posteriores, la cara interna de las piezas dentales y la lengua.

Lo recomendable es cepillarse los dientes después de cada comida, es decir, unas tres veces al día. Además, se debe cambiar el cepillo o el cabezal cada tres meses como máximo para evitar posibles enfermedades.

2. Incluye la limpieza interdental en tu rutina. Con un cepillo tradicional es muy complicado llegar a eliminar los restos de comida del pequeño espacio de separación que existe entre los dientes. Por ese motivo, debes emplear un hilo dental o un cepillo especial, diseñado para esta finalidad.

3. Emplea un enjuague bucal para evitar la proliferación de bacterias en tu boca. Existen colutorios de uso diario y otros indicados para cuando tenemos un problema específico y que solo pueden utilizarse durante un corto periodo de tiempo. Consulta con tu dentista cuál debes utilizar antes de comenzar.

4. Acude periódicamente a tu clínica dental. A pesar de cumplir estrictamente con tu rutina de higiene, es necesario visitar la consulta dos veces al año, como mínimo.

La acumulación de la placa puede derivar en la aparición de sarro, que favorece la aparición de enfermedades en los dientes y en las encías y contribuye a la decoloración de los dientes. Este sarro solo puede ser eliminado por un dentista o higienista bucodental, por eso, debes acudir periódicamente a una revisión.

Si tienes dudas sobre cómo realizar la limpieza de tu boca, visita nuestra clínica dental y te ayudaremos a resolver todas tus preguntas. ¡Te esperamos!

Todo lo que debes saber sobre la fluorosis dental

En algunas ocasiones, los problemas dentales que tenemos durante la etapa adulta provienen de una mala práctica cuando somos niños. Este es el caso de la fluorosis, una anomalía en el esmalte dental causada por una excesiva exposición al flúor durante la época de crecimiento de los dientes.

La fluorosis se manifiesta en forma de manchas o pequeños puntos de color blanco opaco en las piezas dentales. Con el paso del tiempo, algunas de estas manchas pueden adquirir un tono marrón o gris verdoso y, en los casos más graves, pueden aparecer pequeños hoyos en los dientes.

A pesar de que en muchas ocasiones solo el dentista es capaz de visualizarlas, en otras pueden ser perfectamente visibles y convertirse en un problema estético para nuestra boca.

¿Qué es el fluoruro?

Es un componente químico que se emplea para prevenir la caries dental. En dosis normales, es muy bueno para la salud bucal ya que nos protege contra las caries. Sin embargo, cuando su consumo es excesivo, aumenta la porosidad del esmalte, hace que los dientes se vuelven más frágiles y puede provocar la aparición de lo que conocemos como fluorosis.

Hay que destacar que la fluorosis dental no es una enfermedad sino un problema estético.

¿Cómo prevenirla?

En la mayoría de ocasiones, la fluorosis aparece por el consumo en exceso del fluoruro. Este puede estar presente, por ejemplo, en el agua que bebemos, sobre todo si su proporción de flúor es superior a 3 por millón.

Por otro lado, surge durante el periodo de formación de la dentición, entre los nueve meses y los tres años de edad. Por eso, se recomienda evitar el uso de pastas de dientes con flúor y utilizar únicamente aquellos dentífricos especialmente indicados para niños.

Tratamiento de la fluorosis

La opción más utilizada son los blanqueamientos dentales profesionales. Sin embargo, estos tratamientos no siempre funcionan.

Otra de las opciones para eliminar la fluorosis de forma permanente son las carillas dentales o las coronas.

En cualquier caso, lo mejor es visitar siempre a un dentista que te recomiende cuál es el tratamiento que mejor se adapta a tu problema. En DentalMep disponemos de un equipo de profesionales comprometido para devolver el aspecto estético y saludable a tu boca. ¡Te esperamos!