¿Cómo afecta el alcohol a mi salud bucal?

 

Cada 15 de noviembre se celebra el Día Mundial Sin Alcohol, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud para concienciar a la población de los peligros que tiene la adicción al alcohol.

Es común ver campañas de seguridad, por ejemplo, destacando los peligros de conducir bajo los efectos del alcohol. Pero sus peligros van más allá y llegan hasta nuestra salud bucal. ¿Sabías que el consumo habitual de alcohol provoca el deterioro de los dientes?

Beber alcohol empeora la salud oral

Hay muchos alimentos y bebidas que influyen en el buen estado de nuestros dientes y entre ellas se encuentran las alcohólicas.

Una de las consecuencias más graves es la erosión dental o pérdida del esmalte del diente por el efecto del ácido. El esmalte sirve para proteger la dentina y, si se desgasta, puede provocar la molesta sensibilidad dental.

Otro de los efectos negativos del alcohol está relacionado con el alto nivel de azúcares que tienen la mayoría de bebidas. El azúcar es clave para el desarrollo de las bacterias en nuestra boca y, junto a la sequedad bucal, es la combinación perfecta para la creación de caries.

La sequedad de la boca es otro de los problemas de las bebidas alcohólicas. Se deja de producir la cantidad necesaria de saliva, por lo que se minimiza la impermeabilización de los dientes y el movimiento parcial de la placa. Esto propicia el acumulo de placa y la aparición de problemas como la periodontitis o gingivitis.

Por otro lado, este tipo de bebidas causa atrofia epitelial de la mucosa bucal y aumenta la permeabilidad de la misma. De igual forma, también es capaz de incrementar los efectos de las sustancias tóxicas. El acetaldehído, compuesto orgánico derivado de los efectos del alcohol, puede llegar a ser un grave factor de riesgo para el desarrollo de cáncer oral.

Además, está demostrado que el alcohol debilita el sistema inmune y, por eso, es posible que se desarrollen todo tipo de infecciones de carácter periodontal que podrían concluir con la pérdida de piezas dentales.

Finalmente, como consecuencia de todo esto, es normal que las personas alcohólicas tengan mal olor en la boca por la acumulación de bacterias, la sequedad, etc.

Desde nuestra clínica dental fomentamos el consumo moderado de alcohol y les recordamos la importancia de cepillarse los dientes y utilizar hilo dental para eliminar posibles agentes dañinos tras la ingesta. Si tienes cualquier duda, estaremos encantados de atenderte. 

Entrevista de Mariano Escudero Piñel al periódico “El Pregonero”

El periódico El Pregonero ha entrevistado al doctor Mariano Escudero Piñel para esta edición de noviembre de 2017. A continuación, les dejamos el inicio de esta entrevista, que pueden leer completa en la versión digital del propio periódico. ¡Deseamos que les guste!

Mariano Escudero Piñel: “Nuestra filosofía de empresa apuesta por una odontología perfeccionista y de calidad”

DentalMep, la puntera e innovadora clínica dental se establece en el Puertito de Güímar

Sofía Ramos

Uno de los centros más eficaces, innovadores y preparados de Tenerife llega al Puertito de Güímar, efectivamente, se trata del nuevo centro dental del doctor Mariano Escudero Piñel.

Escudero, junto al equipo de profesionales especializados en implantología, periodoncia, estética dental y ortodoncia, nos abre muy amablemente las puertas de la clínica DentalMep. Un espacio que transmite frescura y elegancia.

Con una gran sonrisa nos cuenta sus inicios y todo lo que DentalMep tiene que ofrecer a la sociedad.

¿Cómo surge la clínica, que le inspiró a establecerse en esta zona de Tenerife?

“La creación de DentalMep comenzó en El Médano, donde abrimos nuestra primera clínica, tras la consolidación de dicha clínica y dado la demanda de nuestros pacientes que vienen desde diferentes puntos de la isla, pensamos que crear una nueva clínica bajo la misma dirección y dedicación que hasta ahora, sería una buena opción para poder acceder a otros núcleos de población de la isla”.

Para leer la entrevista completa, pulsa aquí. 

¿Qué hago si a mi hijo se le cae un diente?

Existen muchos factores que pueden provocar la caída de dientes en los niños. Desde nuestra clínica dental te vamos a explicar cuáles son los principales motivos y qué se debe hacer en cada caso.

Motivos de la caída de dientes

Uno de los principales motivos por los que se cae un diente es porque este sea de leche y haya llegado el momento de sustituirlo por otra pieza, que será la definitiva y con la que pasaremos el resto de nuestra vida. Lo normal es que estos dientes se caigan entre los 5 y los 7 años, aunque dependerá de cada niño.

Una vez comienza a moverse el diente, debemos dejar que siga su curso natural y evitar manipularlo para que no se cree una herida ni se infecte la encía.

Por lo general, los dientes frontales son los primeros en caerse y, desde ahí, se va extendiendo hacia los laterales. Normalmente se caen solos pero hay algunos casos en los que, a pesar de haber salido el nuevo diente, no se caen. Es en estos episodios cuando el odontólogo interviene para extraer la pieza restante y evitar problemas de masticación o de habla.

Los dientes de leche no son la única razón por la que se pueden caer los dientes. Los traumatismos son otro de los factores que pueden provocar su movilidad y posterior caída. En caso de que esto ocurra, hay que visitar a un especialista para que valore el daño causado y las posibles soluciones.

Hay que prestar especial atención a si el diente se cae por completo o si, por el contrario, se fractura y se queda la raíz.

Asimismo deberemos vigilar que las piezas dentales no se desplacen ni ocupen el hueco resultante porque, si aún no se han cambiado los dientes de leche, en ese hueco se ubicarán las otras piezas permanentes.

Cómo actuar ante la caída de un diente

Se deben tener en cuenta dos factores principales:

  • Controlar el sangrado: muchas veces la caída de la pieza provoca el sangrado de la encía. Coloca una gasa en el lugar y renuévala siempre que sea necesario
  • Mantener la calma y transmitírsela al niño: tanto si sale sangre como si no, se trata de un episodio nuevo para los más pequeños y es normal que se asusten. Explícale que se trata de un proceso normal y que volverán a salir.

Una vez curada la herida, lo único que queda es esperar a la hora de dormir para la visita del Ratoncito Pérez. Recuerda guardar el diente debajo de la almohada para que traiga un regalo.

Si tienes cualquier duda sobre la caída de los dientes en los niños, visita nuestra clínica y consúltanos sin compromiso.