Cómo cuidar nuestros dientes estas navidades

En esta época de excesos, cambios de hábitos y nuevas rutinas que hacen peligrar la salud de nuestros dientes, te mostramos varios consejos para cuidar tu boca estas Navidades.

Llega la Navidad y, como el turrón, llega también una época donde tenemos que tener un especial cuidado y atención a nuestros dientes. La mayoría de las caries y problemas dentales por un excesivo consumo de azúcar y una mala limpieza bucal se producen durante estas fechas. Navidad es sinónimo de celebración, familia, reuniones, comidas, amigos… en definitiva, es época de felicidad y festejo. Pero también es época de excesos y cambios en la rutina habitual, y esto puede repercutir en la salud de nuestros diente, si no sabemos cuidarlos. En estas fechas debemos tener un cuidado especial para mantener los dientes sanos.

En primer lugar debemos tener cuidado con el turrón y los dulces típicos navideños. El turrón «del duro» es una buena opción debido a su composición a base de almendra, miel y clara de huevo con un porcentaje bajo de azúcar. Por eso es mejor el turrón duro que el blando o el de chocolate.

Por contra, el turrón duro puede fracturar los dientes, destrozar los empastes o dañar los trabajos de ortodoncia, por lo que debemos tener precaución. Por otro lado, las golosinas pegajosas y los dulces blandos también crean muchos problemas de inflamación de encías para los que lleven aparatos de ortodoncia.

Hay que tener bajo control las bebidas alcohólicas, ya que son dañinas para nuestros dientes, además de que su consumo excesivo no es recomendable para nuestra salud en general. En los brindis navideños es recomendable ingerir bebidas sin azúcar o champán sin alcohol.

Si no te resistes elige vino tinto, ya que el vino blanco y el champán, son más agresivos para el esmalte y para el cemento de la raíz dental.

También no podemos olvidarnos de las bebidas azucaradas. Al endulzar el café o las infusiones, es recomendable el aspartato, la estevia u otros edulcorantes. Y ojo, cuidado con los productos «light» o sin azúcar, ya que es posible que contengan fructosa, glucosa y otros azúcares, que son dañinos para los dientes.

Aceite de oliva. Aparte de contener numerosas propiedades muy beneficiosas para nuestra salud, es también un aliado para nuestros dientes, ya que deja una película invisible sobre ellos protegiéndolos de las caries y del desgaste dental.

Consejo: si sabes que vas a abusar del dulce navideño, intenta incluir el aceite de oliva en tu menú.

Y por último no te olvides del cepillo dental. Las comidas y celebraciones fuera de casa hacen que la recomendable rutina del cepillado tres veces al día se vea alterada. Mucho cuidado con esto, es importante que lleves un cepillo contigo para que puedas realizar esta importante rutina después de las comidas, es un hábito sencillo que puede evitar muchos problemas posteriores.

Si no te es posible, intenta masticar chicle sin azúcar, sobre todo después de las comidas, ya que favorece la producción de saliva y esto, tiene un efecto protector sobre los dientes, neutralizando la acidez de los alimentos.

Fuente: ABC.es